La Sociedad Vril

En el año de 1918, se fundó la Sociedad Alemana de Metafísica, que posteriormente en el año 1921, se convertiría en La Sociedad Vril. Fue considerada como una sociedad esotérica y seudocientífica durante la Alemania nazi, hay quienes la consideran, la sociedad ocultista más siniestra de la historia. Tenían la finalidad, de explorar los orígenes de la raza aria, para ponerse en contacto con los llamados ‘Thule’, quienes eran para ellos los maestros ocultos de la tierra. También poner en práctica la meditación y técnicas que les permitieran el dominio individual. Era una de la sociedades secretas del partido nazi.

La Sociedad Alemana de Metafísica, fue fundada en la ciudad bávara de Berchtesgaden por dos hombres, uno de ellos era el hijo de un maquinista llamado Adam Alfred Rudolf Glauer, quien más tarde sería conocido como Rudolf Von Sebottendorf, quien era masón, alquimista y muy activo en los círculos ocultistas, fundó la Sociedad de Thule, en la que adoraban la energía Vril y Hitler era uno de sus miembros.

Origen

Un grupo de médiums femeninas dirigidas por la Sociedad Thule, este grupo estaba liderado por María Orsic, quien afirmaba que mantenía comunicación con seres de raza aria extraterrestres, ubicados en Alfa Tauri, en el sistema Aldebarán. Este grupo se separó de la Sociedad Thule y formaron una Sociedad Secreta llamada Vril, este nombre proviene de los seres con los que mantenían contacto, los cuales creían que  visitaron la tierra y se establecieron en Sumeria.

Los miembros originales, estaban convencidos que eran capaces de vivir bajo tierra, o que podían volar hasta las estrellas, para ello utilizaban el poder de una misteriosa sustancia conocida como ‘Vril’. Creían firmemente que algún día dominarían el mundo, realmente les faltó muy poco para conseguirlo.

La sociedad estaba influida por la gran mística de finales del siglo XIX de Madame Helena Blavatsky, fue uno de los referentes, ya que combinaba ciencia y religión, influyó en varias sociedades secretas, entre ellas Vril. Fue ella quien escribió, que las personas de raíz aria eran descendientes directos del pueblo de Atlantis.

La energía Vril

Afirmaban poseer de una poderosa energía, la cual daba a sus seguidores que fueran capaces de herir o curar a las personas, telequinesis y sobre todo podían desplazarse a otra dimensión. Esta energía los hacía sentir superiores al resto, les daba la capacidad de hacer actos inimaginables, pero sobre todo, estos actos los hacían bajo tierra. Dicha energía, la obtenían por medio de la meditación, orgías sexuales y por sacrificios de infantes. Cuando los nazis se enteraron de este poder, se apoderaron de la sociedad y comenzaron a seguir sus acciones.

Esta energía ya era adorada en la sociedad de Thule. La historia de la sociedad de Vril, además de misteriosa, es perturbadora, ya que no tenía buenas intenciones. Aunque se fundó antes de la Segunda Guerra Mundial, aún logra mantenerse viva hasta nuestros días. Formada por miembros de la cúpula del partido nazi como: Hermann Gorering y Heinrich Himmler e incluso Adolf Hitler.

Continuará….

Redacción NDM

También te podría gustar...

Deja un comentario