PLANETA HABITABLE KEPLER-1649C

De los aproximadamente 4,000 exoplanetas descubiertoa hasta ahora, algunos han estado más cerca del tamaño de la Tierra, mientras que otros tenían temperaturas más similares. Ninguno ha estado tan cerca de la Tierra con respecto a ambos valores, además de orbitar en la zona habitable de su estrella, o el rango de órbita alrededor de una estrella donde un planeta puede soportar agua líquida.Hay una excepción de la que nos ocupamos a continuación, el Kepler-1649c

En octubre de 2018, el telescopio espacial Kepler de la NASA se jubilo después de nueve años de inspeccionar el cosmos más amplio, en busca de mundos habitables. Durante su misión, Kepler descubrió más de 2.600 exoplanetas extraños y emocionantes.

Datos sorprendentes tiempo después de dejar de funcionar.

A día de hoy los científicos que reexaminan los datos antiguos de Kepler han descubierto un exoplaneta que es el más cercano a la Tierra en términos de tamaño, temperatura y órbitas dentro de la zona habitable de su estrella

El exoplaneta denominado Kepler-1649c, tiene aproximadamente el mismo tamaño que la Tierra, solo 1.06 veces más grande que nuestro propio planeta, y puede tener temperaturas similares, ya que recibe el 75% de la cantidad de luz que la Tierra recibe del Sol y se encuentra fuera del Sistema Solar.

La distancia que nos separa no es tanta cósmicamente hablando, ya que se encuentra a solo 300 años luz de la Tierra.

kepler 1649c

Un grave problema. La enana roja.

Kepler-1649c orbita alrededor de una estrella enana roja. Las enanas rojas son las estrellas más pobladas de la galaxia y, sin embargo, también son las estrellas más pequeñas y frías con una masa de aproximadamente 0,08 a 0,6 veces la del Sol. Ello podría ser un grave problema debido a los llamados brotes estelares que harían de la vida en dicho planeta algo muy complicado. hay que tener en cuenta que la energía electromagnetica aumenta de forma repentina.

Al orbitar tan cerca de su enana roja, un año en Kepler serían como 19,5 días terrestres.

Una implicación destacable es que planetas que orbitan enanas rojas pudieron y pueden llegar a ser habitables. Nada más y nada menos.

Se abre una nueva era.

Vanderburg, investigador de la Universidad de Texas en Austin , dijó que  «Con enanas rojas en casi todas partes alrededor de nuestra galaxia, y estos planetas pequeños, potencialmente habitables y rocosos a su alrededor, la posibilidad de que una de ellas no sea muy diferente a la de nuestra Tierra parece un poco más brillante».

 

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario