Nuestros océanos tienen orígenes extraterrestres

Vivimos en un planeta con un 71%  de agua. Es el agua la que le da a la Tierra su color azul único desde el espacio. El origen de esta agua líquida, que sustenta nuestros mares y ha nutrido la vida durante milenios, sigue siendo un tema de intenso debate. Existe el planteamiento que nuestros océanos tienen orígenes extraterrestres

Orígen del agua

Algunos investigadores argumentan que el agua, de una forma u otra, ha estado presente en nuestro mundo desde que se fusionó a partir de remolinos de nubes de polvo y gas hace 4500 millones de años. La Tierra siempre ha estado provista de un reservorio, en fin.

Sin embargo, otros científicos tienen un punto de vista diferente y, francamente, mucho más interesante. Según ellos, la Tierra alguna vez estuvo reseca y casi sin agua, y nuestros océanos fueron simplemente el resultado de la lluvia de hielo y agua de fuentes extraterrestres. 

Según ello,  los extraterrestres nos dieron agua! La teoría sugiere que los extraterrestres pueden ser responsables de la mayor parte de las 332,500,000 millas cúbicas de agua que cubren nuestro planeta hoy.

Se suman más científicos

Los científicos británicos están respaldando la hipótesis de que nuestros mares son en realidad de «fuera de este mundo».

Al estudiar los granos de material de un asteroide llamado 25143 Itokawa traído a la Tierra por una sonda robótica japonesa, este grupo de científicos concluyó que estos granos respaldan la hipótesis de que nuestros océanos provienen del espacio exterior.

Yonaguni: estructuras artificiales bajo el mar

Luke Daly, de la Universidad de Glasgow, dice que el polvo que estudiaron proporciona evidencia convincente de que nuestros océanos se formaron a partir de agua de otras partes del sistema solar. Él dice que hay pruebas sólidas de que al menos la mitad del agua en la Tierra ha sido filtrada por el polvo interplanetario.

Nature Astronomy

Los científicos informan en un artículo publicado en Nature Astronomy que los granos traídos del asteroide contenían una cantidad significativa de agua. Daly y sus colegas examinaron los granos de polvo que regresaron de Itokawa 25143 utilizando una tomografía de sonda atómica. Mediante el uso de esta técnica, los científicos pueden contar los átomos uno por uno en una muestra. 

Como explica Daly, esta agua probablemente fue creada por el viento solar, una corriente de partículas que emana del Sol. En las nubes de polvo que flotan por todo el sistema solar, estas partículas habrían interactuado con los átomos de oxígeno para crear moléculas de agua que se habrían acumulado en las nubes a lo largo de la historia del sistema solar.

Los granos de polvo, así como su agua, habrían sido absorbidos por la Tierra mientras orbitaba alrededor del Sol. Según un argumento, esto habría permitido que el agua, que Leonardo da Vinci una vez llamó «la fuerza impulsora de toda la naturaleza», se filtrara desde los cielos hacia la tierra.

Cambio de paradigma

El profesor Martin Lee de la Universidad de Glasgow, quien formó parte del grupo, destacó que no toda el agua que se encuentra en nuestros mares proviene de granos de polvo solar. 

El hielo de los cometas y asteroides que chocan contra la Tierra habría hecho una contribución igualmente sustancial. Según Lee, el polvo solar y los cometas helados nos proporcionaron los océanos en los que evolucionó la vida.

Este descubrimiento es importante no solo porque proporciona evidencia convincente sobre los orígenes del agua en la Tierra, sino también por varias otras razones. Implica que puede haber agua en otros mundos de nuestro sistema solar, quizás en forma de hielo. Esto tiene profundas implicaciones para la futura exploración del espacio y la búsqueda de vida en todo el universo.

Anna Suárez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: