LOS SÍMBOLOS: LA CRUZ

Antes de transformarse en la representación de la pasión de Cristo, la cruz era un símbolo cargado de referencias evocadoras muy conocidas en el mundo clásico, y su difusión es atestiguada en las culturas más lejanas y diferentes: desde los bantúes hasta los navajos, pasando por la cultura tibetana. La cruz es el encuentro de dos líneas, que simboliza la unión de puntos colocados en universos lejanos.

La forma cruciforme es, en cambio, la expresión de la concepción espacial y temporal del cosmos: los puntos cardinales son cuatro, como cuatro son las direcciones de la rosa de los vientos. La cruz ” representa también la conjunción de los contrarios, en los que se acoplan el principio espiritual y vertical con el origen de la manifestación y el de la tierra; de ahí su transformación en sentido de lucha y de instrumento de martirio”.
La cruz es una figura que une de dos en dos las puntas diametralmente opuestas, comunes al círculo y al cuadrado en que están inscritas. Con este aspecto ( el centro que se expande en las cuatro direcciones y aspecto del vínculo que aportan las dos perpendiculares a la unidad de las puntas extremas) la cruz tiene una función simbólica de síntesis y mesura. En ella se unen cielo y tierra. En ella se mezclan y se conjugan tiempo y espacio.
Entre las formas de cruz más conocidas y difundidas se encuentra la cruz griega, que presenta brazos de igual longitud y está considerada una derivación de la cruz de tau o de la esvástica. El encuentro de dos brazos iguales está indicado como expresión de equilibrio, como visualización de una compenetración que da vida a una fuerza única e indivisible. La cruz latina ( crux immissa) es la más conocida, por sus amplias caracterizaciones simbólicas que la vinculan a tradiciones y culturas muy variadas, hasta convertirla en una representación del cuerpo humano. La cruz de tau ( o crux commissa ) se relaciona con la mitología nórdica, en particular cuando se pone en relación con el martillo mágico del dios Thor. La esvástica es, a todos los efectos, un tipo de cruz. Tiene un significado simbólico propiciatorio de notable importancia que tiene su origen en la antigua civilización del Indo. Se la consideraba, de hecho, un símbolo solar estrechamente relacionado con el dios Visnú. En la India, desde la época de los Veda hasta nuestros días , la esvástica es un signo sagrado que se inserta en las puertas de los templos y se pinta en las paredes de las casas. También se utilizaba en la cultura prehistórica escandinaba: de hecho está presente en las incisiones rupestres de Bohuslan, en Suecia, y se ha relacionado con el martillo de Thor; resulta, por lo tanto, un instrumento sobrenatural utilizado para alejar a las potencias inferiores.
En general, los estudiosos de este símbolo coinciden en considerar esta cruz una representación gráfica del tema solar, relacionado con el renacimiento y el ciclo imparable del mecanismo cósmico.

Óscar Ventura20140730-113527-41727717.jpg

También te podría gustar...