Relatos urbanos: Espejos.

 

Desde siempre se ha dicho que los espejos tienen algo especial, algo mágico, distinto, y es que al reflejarnos nos muestra alguien que no es exactamente nosotros mismos.

ESPEJOS

Nuestra primera historia, data de finales del Siglo XVII. En la ciudad de Cádiz, al sur de España, una de las más antiguas de Europa. Consta de una historia trágica y escalofriante, dentro de una casa y que ha perdurado a lo largo de la historia.

Una antigua casa abandonada de la que se dice que esta abandonada. Allí vivía un capitán de barco con su hija y su hija. El padre le traía a su hija un espejo cada vez que volvía de viaje. Llego a tener una gran colección de espejos de todas las partes del mundo. La madre discutía con la hija cuando el padre no estaba presente ya que este solo tenía ojos para ella. Una historia de celos y trágico final.  Tenía una envidia total de su hija ya que el padre solo tenía ojos para ella .

Tiene un final trágico que quedó reflejado en uno de los espejos de dicha casa. La casa encantada aún conserva esa sensación inquietante con sonidos similares a los llantos de una niña y una extraña sensación que recorre todo el cuerpo de aquel que se aventura a visitar esa casa.

¿Te atreves a escuchar “Espejos”?

¿Te atreverías a entrar en la casa encantada en Cádiz, cerca de la Alameda , cerca del monumento del marqués de Comillas , junto al mar.

Un relato urbano de aquellos que te harán estremecer ya que puedes visitar el lugar que aún esta intacto y conserva aquella sensación de tragedia tan típica de los lugares donde han tenido lugar hechos luctuosos y que luego no se han sabido reformar. Atrévete con nosotros.

Javier Fdez-Rivas – Relatos Urbanos

También te podría gustar...

Deja un comentario