La Leyenda urbana de Kuchisake-onna.

La Leyenda urbana de Kuchisake-onna.

El folclore japonés es muy rico, dentro de esta riqueza cuentan con leyendas urbanas escalofriantes, muchas de ellas han permanecido en el tiempo causando terror a niños y extranjeros. Existe una muy famosa y a la par que aterradora, se trata de Kuchisake-onna, que quiere decir ‘mujer con la boca cortada’.

La mujer del Samurai.

Cuenta la leyenda que durante el periodo Heian, una hermosa mujer contrajo matrimonio con un respetable y destacado samurái. La mujer al ser tan hermosa contaba con muchos pretendientes, quienes seguían cortejándola a pesar de haber contraído matrimonio, ella se dejaba seducir por ellos y no tenía reparo en sucumbir a la tentación. Su marido se fue a la guerra, así que ella se dejó llevar por sus pretendientes que eran ricos y poderosos.

Pero un día el samurái se enteró de las infidelidades de su mujer, esto lo enfureció tanto, que en un ataque de celos y cólera, fue en busca de su mujer y le cortó la boca de oreja a oreja, mientras le gritaba ‘¿Crees que eres hermosa?’, una vez hubo terminado le gritaba ‘¿Ahora quién pensará que eres hermosa?’. La mujer falleció.

Yokai, espíritu demoniaco.

La mujer regresó de la muerte como ‘Yokai’, se dice que vaga por las calles de Tokio buscando jóvenes para vengarse. Su espíritu aparece con una mascarilla quirúrgica, que oculta su boca cortada.

Desde entonces al cruzarse con algún joven, se detiene frente a él y le pregunta: ‘¿Soy hermosa?’, si la respuesta es ‘no’, cortará la cabeza de su víctima con unas tijeras. En caso de que la respuesta sea ‘si’, se quitará la mascarilla y le preguntará: ‘¿Y ahora?’. Las víctimas al verla gritan despavoridas, lo que ella interpreta que la respuesta es un ‘no’ y cortará a su víctima por la mitad. En caso de responder con un ‘si’, entonces cortará la boca de su víctima de oreja a oreja, semejante a ella. Se dice también que si ante la primera pregunta, la respuesta de la víctima es ‘lo siento, tengo prisa’, entonces lo dejará marchar, haciendo uso de sus buenos modales.

Pero una vez aparece es imposible escaparse, si lo intentas, te perseguirá hasta que respondas a su pregunta.

La leyenda causó tanto miedo en la población, que varios colegios se preocuparon por la seguridad de sus alumnos, así que recomendaron a sus profesores acompañarlos a casa.

¿Realidad o ficción?

 

Redacción NDM

Twitter: @Ndelmisterio

Facebook: Narradores del misterio

 

También te podría gustar...

Deja un comentario