Enigmas de siempre. El Yeti

El yeti de mayor tamaño, llamado dzu-teh (chuti) por los sherpas, mide entre 2 y 2,75 metros de altura.

Rasgos característicos

Este ser de cejas prominentes, camina ligeramente inclinado hacia delante. Tiene todo el cuerpo cubierto de pelo lacio y fuerte, salvo la cara, de piel blanca o rojiza; el pelaje es más corto en el pecho y por debajo de las rodillas. La cabeza es ovalada y puntiaguda y está adornada con una cresta de pelo. Tiene la frente pronunciada, los ojos hundidos y las mandíbulas muy fuertes. El cuello y la espalda son anchos y musculosos. Los brazos llegan hasta las rodillas y las piernas son fuertes y arqueadas. Los pies, anchos, están cubiertos de pelo. Desprende un olor característico, fuerte y nauseabundo. Tiene costumbres nocturnas y rehúye al hombre. Su aullido se parece al graznido de la gaviota.

yeti

Montañas del Tibet

Este ser bípedo, a medio camino entre el primate y el humano, o quizás, quien sabe, una evidencia palpable del eslabón perdido de la evolución, conocido y muy popular en toda la cordillera del Himalaya, forma parte de aquellos casos a los que podríamos llamar los grandes enigmas de la humanidad. En los últimos siglos, muchas han sido las expediciones que han surcado las montañas del Tibet en busca de este legendario ser, aunque para ser sincero, las pruebas que hasta ahora se han aportado para demostrar su existencia, dejan demasiadas dudas.

Enigmas de siempre. El peso del alma

Enigmas de siempre. Las piedras de ica

De acuerdo con los rastros de huellas que se han observado y fotografiado en varias ocasiones, el dedo gordo del pie, que se separa ligeramente hacia un lado, queda hacia el interior, lo que significa que el yeti es un primate, y no un oso como se ha propuesto en ocasiones, puesto que en éste, el dedo más grueso es el quinto. A veces el segundo dedo es también bastante grueso, y los restantes son muy pequeños.

Comportamiento

Según dicen, su comportamiento es también típico de un primate: enseña los dientes como forma de intimidación, se rasca nerviosamente, destruye cosas con violencia y manifiesta su cólera saltando rítmicamente en el sitio y arrancando manojos de hierba.

A menudo se le denomina  el “Abominable hombre de las nieves” aunque algunos sostienen que  es un nombre muy poco apropiado para el yeti, ya que este es más bien tímido. El Yeti habita en los espesos bosques de rododendros del Himalaya, y sólo ocasionalmente atraviesa las laderas y los valles. Aquellos que dicen haberse topado casualmente con él,  hablan de un único ser, por lo que se desconoce si son seres que viven de manera solitaria, o simplemente mantienen en secreto al resto de la comunidad. Constaría creer que solo existiera un único ejemplar de la historia, ya que en ese caso, y dado la antigüedad de las múltiples leyendas que nos hablan de él, significaría que el Yeti es casi inmortal.

Tipos de Yeti

Existen al menos dos tipos de yeti, que pueden ser especies diferentes, razas geográficas o individuos de distinta edad o sexo de una misma especie. Además, entre los cientos de testimonios sobre seres bípedos de la región, algunos, como el migö tibetano, corresponden a verdaderos hombres salvajes, que tienen un área de distribución mucho más amplia, puesto que se extienden por las zonas montañosas de toda Asia.

Sigue

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: