El misterioso triángulo de Alaska

Incluso los controladores de tráfico aéreo pudieron detectar los misteriosos ovnis en su radar que estaba aproximadamente a 8 kilómetros de distancia del avión. Los pilotos obtuvieron permiso para volar a altitudes más bajas ya que los ovnis parecían un poco hostiles. Desaparecieron 32 minutos después de que todos ingresaran al triángulo pero según los pilotos los objetos voladores eran significativamente grandes y podían detenerse y acelerar muy rápido algo que los aviones no pueden hacer.

¿A dónde fueron estos ovnis? ¿tal vez fueron absorbidos por un vórtice?

Vórtices

Según algunas especulaciones mucha gente cree que el misterioso triángulo de Alaska se encuentra en grandes vórtices agresivos con campos electromagnéticos corrientes y anomalías extra fuertes. Al igual que el ‘triángulo de las bermudas’ e incluso el mar del diablo en Japón así como los polos norte y sur.

Según algunas teorías la gente cree que existen otros lugares misteriosos que son enigmas históricos dentro de los vórtices. Por ejemplo la pirámide de Guiza,  la isla de Pascua y el templo de júpiter en Baalbek (Líbano).

Estos vórtices que harían desaparecer a las personas pueden causar diferentes reacciones en el cuerpo humano. Por ejemplo pueden provocar cambios físicos y mentales y también pueden hacer que las personas tengan alucinaciones alucinen y se desorienten debido al electromagnetismo.

Tienen la capacidad de cambiar el curso de una brújula lo que puede provocar que la gente se pierda fácilmente.

Otra teoría es que estos vórtices también pueden actuar como una puerta de entrada a otra dimensión y como continúan abriéndose y cerrándose en lugares diferentes nadie ha podido encontrar la salida todavía.

La teoría más aceptada

La explicación más lógica es la de la condición salvaje de Alaska. Todo el estado está cubierto de montañas peligrosas,  flora venenosa animales salvajes y peligrosos. No olvidemos que las condiciones climáticas ahí son implacables sin mencionar los 130 volcanes activos.

Continua

Deja un comentario