Narradores del Misterio

¿EL EXPERIMENTO FILADELFIA ¿Es posible la teletransportación?

Estimado doctor Jessup:

Su invocación al público para que se mueva en masa sobre sus representantes y haya así suficiente presión colocada en un correcto y suficiente número de lugares donde pueda ser aprobada una ley para que la Teoría del Campo Unificado del doctor Albert Einstein (1925-27) sea puesta en práctica no es nada necesaria.

Se usaron los «resultados» de mi amigo Dr. Franklin Reno… Los resultados fueron y son hoy prueba de que la Teoría del Campo Unificado hasta cierto punto es correcta… El «resultado» fue la completa invisibilidad de un barco, tipo destructor, y toda su tripulación. Estaba navegando. (Oct. 1943). El Campo fue efectivo en una forma esferoidal oblata que se extendía cien yardas (más o menos, debido a la posición lunar y latitud) fuera de cada lado del barco. Cualquier persona dentro de esa esfera se volvía de forma vaga pero él también observó a esas personas a bordo de ese barco como si ellas también estuvieran en el mismo estado y sin embargo estuvieran andando sobre nada. Cualquier persona fuera de esa esfera no podía ver nada, salvo la forma claramente definida del casco del barco en el agua…

 Quedan muy pocos de la tripulación experimental original ahora, Señor. La mayoría enloqueció, uno salió a través de la pared de su alojamiento a la vista de su mujer e hijo y otros 2 miembros de la tripulación (No volvió a ser visto), dos «se fueron al Fuego» o sea se inmovilizaron y se incendiaron mientras llevaban unas brújulas comunes… (ardieron 18 días)… El experimento fue un éxito completo. Los hombres fueron fracasos completos.

Revise periódicos de Filadelfia buscando un parrafito (parte superior de la hoja, interior del periódico cerca del tercio final del periódico, 1944-46 en primavera u otoño o invierno, no en verano) de una noticia describiendo las acciones de los marineros después de su viaje inicial. Asaltaron un local en el astillero de la Marina «Gin Mill» o «Beer Joint» y causaron tanta conmoción y parálisis de las camareras que poco de comprensible se les pudo sacar, que el párrafo y el que lo escribió No Lo cree, y dice «Sólo escribí lo que oí y esas mujeres están locas…»

Le pido que haga este poco de investigación sólo para que se trague la lengua cuando recuerde lo que «pidió que se haga ley».

Muy irrespetuosamente suyo, Carl M. Allen

P.S. Ayudaré más si usted ve que puedo. (Z416175)

               Esta es solo una de las extrañas cartas qu,e alguien que decía llamarse Carlos Allende (Carl Allen), remitió al científico Morris Jessup en 1.956. Las cartas hablaban de unos experimentos secretos que habían vuelto invisible un destructor de la marina de los Estados Unidos y lo habían teletransportado de un lugar a otro.  El caso es conocido como el “Experimento Filadelfia” o “Proyecto Raimbow”

La primera prueba se realizó el 22 de julio de 1943 con un pequeño grupo de marinos a bordo del recién estrenado buque USS Eldridge(DE-173) . Tras poner en marcha todos los generadores, los científicos y militares que observaban todo el proceso desde otro lugar y que se encontraban resguardados del radio de acción de la radiación a la que someterían al buque,, observaron como una neblina verde envolvía a este por completo, haciéndolo indetectable en los radares, único propósito del experimento. Pero según el testimonio de Allende, el barco desapareció ante los ojos de todos los presentes durante unos segundos, algo con lo que no se contaba y que provocó que se decidiera  parar el experimento e iniciar una investigación más a fondo. Asimismo, algunos de los miembros de la tripulación que permanecieron en el buque durante las pruebas, sufrieron naúseas y fuertes cefaleas.

Tras unos meses de nuevas investigaciones se decidió volver a realizar un nuevo experimento con el mismo buque y en el mismo lugar. El 28 de octubre de 1943 nuevamente se puso en marcha todo el dispositivo, se encendieron los generadores y una radiación electromagnética cubrió la embarcación. Esta vez no solo despareció en los radares y ante la vista de los presentes, sino que las crónicas cuentan que el USS Eldridge (DE-173) llegó a teletransportarse, apareciendo en Virginia a 200 millas de Filadelfia.

Minutos después volvía a estar en el punto inicial. La supuesta teletransportación llevó consigo graves consecuencias para la salud de los tripulantes del buque. Tras el experimento muchos de ellos sufrieron importantes problemas mentales y físicos, pero la peor parte se la llevaron unos cuantos hombres que aparecieron incrustados en el acero del buque, debido a la desintegración molecular de este y vuelta a reconstruirse.

El gobierno de los Estados Unidos jamás reconoció haber realizado este experimento e incluso presentó suficiente documentación que demostraba que en la fecha de los acontecimientos, el USS Eldridge (DE-173), se encontraba  primero en las Bermudas y posteriormente en el puerto de Nueva York.

La verdad, como casi siempre, nunca la sabremos, pero la la realidad es que el caso del “Experimento Filadelfia” ha llenado la literatura de novelas e hipótesis sobre lo sucedido, documentales televisivos y más de un largometraje.

 Lo que pocos griegos deber de saber es que el Leon D-54, un buque destructor que había estado al servicio de la Armada griega desde 1.951 hasta 1.992, cedido por el gobierno de los EEUU en un acuerdo de cooperación entre ambos países tras la Segunda guerra Mundial, había sido medio siglo atrás el protagonista de uno de los experimentos más polémicos de la historia norteamericana.

El USS Eldridge (DE-173), rebautizado como Leon F, fue finalmente desguazado en 1.999

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

Salir de la versión móvil