POLYBIUS, ¿Juego maldito o experimento del gobierno?

1422778804638-1

Existen joyas, muñecos, objetos malditos pero…..¿existen los videojuegos malditos? Esos que, al parecer provocan alos jugadores ataques epilépticos, desmayos, pérdida de memoria o, en algunas ocasiones, hasta la muerte. ¿Serán solo rumores o puede que esto oculte otras intenciones que vienen desde las altas esferas?

Corrían los años 80 cuando un diseñador de Atari,  Ed Rottberg (también creador del mítico Battlezone) desarrolló un juego que fue creado y distribuido por la empresa alemana Sinneslöschen INC. El famoso videojuego POLYBIUS (así se le llamó) tiene una historia que podría helar la sangre a cualquiera ya que se dice que este juego podría ser un experimento del gobierno o que podría estar maldito.

En algunos salones recreativos de Portland (Oregón), en zonas de Oklahoma y en el norte de California, Estados Unidos se instalaron unas máquinas de color negro con el nombre del juego en la parte superior delantera. Sólo tenía un botón y un joystick y en el juego, como novedad, en lugar de mover la nave para destruir a los atacantes, lo que rotaba era la pantalla alrededor de la nave. Los gráficos iban acompañados de luces brillantes de colores vivos y efectos lumínicos destellantes que atraían a los jugadores ya que era algo inusual para aquella época. Al día siguiente de su instalación hubokilométricas colas para disfrutar de estejuego tan psicodélico.

El juego en si consistía en disparar a los objetos que salían de una forma geométrica desde una nave que solo podía moverse horizontalmente y era posible poder mover toda la pantalla con una palanca. Este juego tuvo tanta popularidad que hubo personas que se volvieron adictas, el efecto que les causaba era una especie de repulsión a jugar que desaparecía rápidamente, y volvían a jugar.

Este juego causó graves consecuencias a los jugadores tales como perdida de la memoria, locura, alucinaciones, mareos, convulsiones y todo a consecuencia de extrañas visiones fantasmales durante la partida o cuando finaliza, tales como terribles rostros que se acercaban a la pantalla o fantasmas que desaparecían inmediatamente cuando el jugador se giraba para ver si esta detrás suyo, extraños ruidos que no tienen una explicación lógica.

Y lo peor de todo eran los mensajes subliminales que causaban terrores nocturnos e incitaban al suicidio o al asesinato a los jugadores. Algunas de las frases que aparecían de forma fugaz en la pantalla eran: «Kill Yourself« (mátate), «No Imagination« (sin imaginación),«No Thought« (no pienses), «Conform« (confórmate),«Honor apathy« (honra la apatía), «Do not question authority« (no cuestiones a la autoridad) o «Surrender« (ríndete) entre otras.

Se rumoreó que un adolescente de 13 años cayó fulminado mientras jugaba una partida y se dice que a consecuencia de esta trágica muerte las máquinas fueron retiradas de los salones de juegos.

También se dijo que no se sabe si en realidad existió este  famoso videojuego en aquellos años ya que las personas que «supuestamente» jugaron con este juego lo recuerdan vagamente.

Esta es mi reflexión: ¿En serio? ¿Cómo pueden decir que dudan de su existencia porque no o recuerdan con claridad? ¿Han sufrido una especie de laguna en sus mentes y por eso no lo recuerdan del todo? ¿Puede existir la posibilidad de una perdida de memoria inducida?

20150202_164954

 

Esta es una parte de la historia sobre este videojuego. La otra parte es más escalofriante, por lo menos para mi. Al parecer se especuló que la compañía Sinneslöschen (esta palabra alemana si la traducimos al español significa «Perdida de los Sentidos») formaba parte de una organización secreta del gobierno y que la creación del videojuego era un experimento secreto, encargado por el gobierno, que buscaba abrir de alguna manera la percepción fantasmal de quien lo jugaba, pero para mi entender esto fue un experimento macabro para llegar al subconsciente de las personas que pasaban horas y horas delante de esta máquina jugando.

Según contaron algunos testigos cuando se cerraban los salones de juegos, aparecían periódicamente dos «hombres de negro« (esto ya empieza a inquietar) que entraban a hablar con el dueño de los salones y tomaban notas de absolutamente todo lo que le relataba el dependiente, después se acercaban a las máquinas entraban en el menu de las configuraciones y sacaban todos los datos que hubiera. Estos hechos aumentaban la sospecha de que la dichosa maquinita pertenecía al gobierno estadounidense. Hubo dos testigos que aseguraron que,en una de las tantas visitas que hacían los «hombres de negro»,se olvidaron de salir del menú y que cuando miraron a la pantalla contemplaron atónitos como habían en los mismos parámetros palabras tales como pesadillas, terrores nocturnos, amnesia o alucinaciones auditivas y mensajes subliminales.

Después de todo esto yo me pregunto…. ¿en los años 80 se reali un pequeño experimento con este mítico videojuego?

Al parecer se volvió a hacer una versión idéntica. Y por la red nos podemos encontrar con  una recreación del misterioso juego. Polybius V.6.1. Para activar las opciones ocultas, una vez ejecutado el juego, y con la pantalla de presentación del juego, hay que pulsar el «0« (cero), así se consigue acceder al menú de funciones «elevadas» yel código que se introduciría es:  35-34-31-54-12-24-45-43

Dentro de estos menús se puede configurar diferentes opciones «elevadas«, como, por ejemplo, los mensajes subliminales, los sonidos sintetizados, los efectos «poltergeist«, los efectos pesadillas, sonambulismo, epilepsia, etc.

Pero habrá que leerse el archivo de lectura (escrito en ingles) que se adjunta (README) para configurar el menú de ajustes, ya que es algo complicado, para configurar el juego con todas las opciones.

¿Quién se apunta a una partidita?  Bart Simpson ya lo hizo en el segundo capítulo de la temporada 18 donde se hace un pequeño guiño a este juego del demonio, marcando la maquinita como «Propiedad del gobierno de los Estados Unidos«.

 Screenshot_2015-02-01-09-12-03-1

Y en un próximo artículo personajes y videojuegos malditos.

También te podría gustar...