MILAGROS DE LA FE CRISTIANA

En la vida existen situaciones y momentos que escapan a toda lógica. A veces nos suceden eventos que sobrepasan los límites de lo que podríamos catalogar como natural. Y por ello es que los clasificamos como manifestaciones del amor que Dios siente hacia las personas, milagros de la fe cristiana.

Tanto si eres creyente, como sino, un milagro, en definitiva es un hecho que no puede explicarse de forma objetiva, pues muchas veces supera nuestro entendimiento, aún si pretendemos explicarlo a través del análisis científico.

Ahora os relataremos una serie de eventos que podemos bien denominar milagros, que han sucedido ha personas totalmente diferentes una de otra e incluso de países y creencias totalmente opuestas para ejemplificar de lo que hablamos.

El misionero que es salvado por un Ángel, Pollack fue invitado a ir a la nación más peligrosa del mundo para establecer una estación de Radio cristiana para dar consuelo y esperanza a sus hermanos en momentos difíciles. Estaba trabajando como gerente de una estación de radio en Líbano, cuando de pronto vio ante sí la peor pesadilla para quienes viven en medio de zonas de guerra; ¡una bomba que se dirigía hacia él!.
Su trabajo era una experiencia extrema pues no pasaba ni un periodo de 20 segundos cuando un proyectil caía al suelo y no podían cerrar, porque estaban al aire 24 horas los 7 días de la semana.
Fue durante la emisión de un programa matutino cuando la antena de la estación en donde trabaja comenzó a ser bombardeada, así que él en compañía de un amigo subieron a revisar la gravedad de los daños, a medida que iban subiendo el bombardeo incesante se detuvo y de pronto se produjo un gran silencio. Cuando de pronto se escuchó un estruendoso ruido, los bombarderos comenzaron a atacar el valle con todo lo que tenían. El bombardeo que en principio iba dirigido a un enclave particular de las comunidades cristianas cambio y ahora se dirigía hacia Pollack y su acompañante.
Sin más, ambos comenzamos a correr para tratar de salvar nuestras vidas. Sin pensarlo dos veces sentí la necesidad de detenerme y ponerme a orar. Ni siquiera hubo tiempo de tocar el suelo. Sólo atinaba a decir frases cristianas : “Dios, Ayúdanos!
Y algo sobrenatural y acogedor sucedió ante nuestros ojos. A unos metros del suelo vi. un ángel que cogía una granada de mortero que se dirigía hacia nosotros y sin más la lanzaba hacia otro sitio; y esas fueron las últimas granadas lanzadas ese día.

Niño de 8 años despierta de coma diciendo: Jesús Existe. Una mañana de Domingo Julie volvía de la iglesia con su marido Andy y su hijo Landon de 8 años cuando una ambulancia chocó contra su automóvil, en el acto su marido falleció al momento y su hijo Landon después de dos veces de haber sido dado por muerto queda en estado de coma y en un estado de gravedad, los médicos no daban esperanza de que sobreviviera.
Durante el velorio de su marido Julie estaba desolada y se sintió abandonada por Dios. Landon sufrió traumatismo craneoencefálico agudo y después de dos semanas siendo mantenido por las máquinas el niño sin más abrió los ojos y para sorpresa de sus médicos no tenía daño cerebral ni ninguna otra secuela del accidente.
Julie estaba feliz de que su hijo sobreviviera al accidente pero ahora no sabía cómo iba a decirle que su padre había muerto. Entonces se armo de valor y fue a la habitación donde su hijo Landon se recuperaba, y sin más, él simplemente dijo: Sé que papá esta en el cielo junto con mis dos hermanos y mi amigo Tommy (quién había fallecido 3 meses atrás también en un accidente automovilístico). La sorpresa de Julie fue enorme, no sólo por el hecho de que Landon supiese que su padre había muerto, sino porque el no sabía que antes de haber nacido ella había sufrido dos abortos espontáneos y ellos eran los hermanos a los que se refería su hijo en su historia. Su hijo Landon había estado según el mismo narraba, en el cielo acompañado de sus seres queridos y aunque ninguno hablaba todos se reconocían y sabían quiénes eran y por qué estaban ahí.

Los caminos de la vida son inescrutables y Dios siempre esta presente en cada uno de nuestros mejores y peores momentos, sólo necesitamos dejarlo entrar y ser participe de nuestra vida de manera activa.
Una llamada inesperada…. Un encuentro sorpresivo, el súbito chispazo de lucidez que todo lo resuelve. Esas son las situaciones que nos dan la sensación de que tales sincronías tienen sabor a milagro ¡Dejémoslas suceder!

También te podría gustar...