LOS CINCO ANIMALES DEL FENG SHUI

Dentro de la escuela de las formas se hace alusión constante a una serie de animales simbólicos que reflejan ciertas características favorables para un espacio natural. Los animales a los que nos referimos son la tortuga negra, ave fénix rojo, dragón verde, tigre blanco y por último la serpiente amarilla. Cada uno de ellos es dueño de una característica especial, a continuación los vemos por separado:

LA SERPIENTE AMARILLA

Dirección asociada: Centro.
Elemento: Tierra.
Color: Amarillo.

Explicaremos en primer lugar la serpiente, más que nada porque habla del centro, la ubicación de referencia para explicar el resto de animales simbólicos. En la teoría de los 5 elementos el color amarillo está asociado al elemento tierra, al centro. La serpiente tiene afinidad con este concepto siendo un animal extremadamente receptivo, sensible, que permanece atento percibiendo lo que le rodea. ¿ Dónde está la serpiente? Pues sencillamente si está en la tarea de estudiar por ejemplo una vivienda, ella será la serpiente, si es un edificio en referencia a otras ubicaciones, él será la serpiente, en definitiva este animal es el centro virtual que puede estar rodeado por los 4 animales restantes.

LA TORTUGA NEGRA

Dirección asociada: Norte.
Elemento : Agua.
Color: Negro.

Este animal refleja un aspecto fundamental para un buen feng shui que es la protección, la solidez y la estabilidad.La tortuga mediante su caparazón y aparente quietud designa en forma correcta estas necesidades. Si una construcción ha de favorecerse de una tortuga, ha de contar con solidez a su espalda, bien sea una colina, grupo de árboles, edificios cercanos u otra estructura que le arrope. Si hablamos de una persona buscamos elementos similares que reflejen estos aspectos. Por lo tanto una situación donde nuestra espalda da a una puerta, pasillo o ventana por la que entran corrientes no constituye el aspecto más sólido. Un guardaespaldas refleja el ejemplo de la tortuga. La tortuga permanece detrás de la serpiente amarilla.

EL AVE FENIX ROJO

Dirección asociada: Sur.
Elemento: Fuego.
Color: Rojo.

Esta ave mitológica corresponde al lado inverso de la tortuga, es decir el frente, la fachada, las vistas que son propias de la mayoría de las construcciones.El ave fénix necesita amplitud, un área abierta donde recibir energía. Cómo ejemplo de no contar con ave fénix es un edificio que una vez construido muestra su fachada principal orientada hacia una montaña, otro edificio similar o estructuras que impiden la recepción correcta de energía o Cha.

Cuando lee un libro de feng shui donde le aconseja evitar poner un árbol frente a su puerta le está recordando conservar el ave fénix. Un ave fénix guarda ciertos principios y aún reflejando la visión abierta, debe traer el flujo del Chi de forma controlada por lo que una fachada libre a toda influencia tampoco sería muy segura. El ave fénix permanece delante de la serpiente amarilla.

EL DRAGÓN VERDE

Dirección asociada: Este.
Elemento: Madera.
Color: Verde.

Este animal es quizás uno de los símbolos más representantes del arte chino además de ser parte de los 5 animales celestiales es usado para describir las corrientes energéticas, así se habla de dragones de agua para describir cursos de este elemento, o de dragones de montaña para simbolizar los canales por donde carretea la energía en las cordilleras. Está generalmente ubicado a la izquierda de la serpiente, en forma de una colina, edificio,porche, árbol o cualquier estructura que le arropa. La parte izquierda se asocia en occidente, en muchos casos a la intuición o tacto y sabiduría femenina.
Lo asociamos con su compañero el tigre blanco, pues ambos lados derecho e izquierdo guardan una relación que suele establecerse como idónea entre ambos.

EL TIGRE BLANCO

Dirección asociada: Oeste
Elemento: Metal.
Color: Blanco.

El tigre es un animal que representa la fuerza, el ímpetu, el arrojo. En consonancia con el dragón verde este animal parece representado a la derecha de la serpiente amarilla. En cualquier caso, es aceptado en común la existencia protectora de ambos animales a cada lado de la serpiente amarilla, algo parecido a contar con un buen sofá, o una silla cómoda con reposabrazos. Si se consigue una configuración respetuosa con los animales, semejante a una herradura, favorece el asentamiento del Chi en una zona concreta.
Óscar Ventura

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. manuel dice:

    Buenas amigos es para mi un placer usar este formulario para agradecer la labor que llevaís acabo en este fabuloso blog, porque de forma mensual vengo por aquí para seguir al día sobre té y otros temas de mi profesión. Hasta luego os sigo leyendo!