LEYENDA : LA MALDICION ONDINA

descarga-5

La maldición Ondina. Según cuenta una leyenda germana Ondina era una ninfa de agua. Un día estando nadando en un lago conoció a Sir Lawrence, un caballero, sintiendo por el amor a primera vista.

Decidieron casarse , ya que se enamoraron pérdidamente perdiendo así Ondina la inmortalidad que poseía por ser una ninfa. El día que contrajeron nupcias, Sir Lawrence le prometió: «Que cada aliento que de mientras este despierto ses una muestra de mi compromiso y fidelidad».

ONDINA1

Fueron pasando los años y al haber perdido su inmortalidad Ondina empezó a envejecer como cualquier otro mortal y así perdiendo también parte de su belleza. Su marido, que antes se desvivía por ella fue perdiendo el interés por la ninfa buscando el amor en brazos de otras mujeres mas jóvenes.

Un día Ondina llego a su casa y encontró a su marido en la cama en brazos de su amante y le lanzo una maldición. «Tal y como me juraste ese día cada aliento de vida que des mientras estés despierto te pertenece. Pero en el momento que te quedes dormido no despertadas. Así lo digo y que así se cumpla». Nacía así la maldición Ondina

10/23/2014ONDINA2-300x155

El marido aguanto días y días sin dormir hasta que su cuerpo,  roto de cansancio, no aguanto mas y fue a buscar consuelo en brazos de su amante a la que le prometio que su ultimo aliento de vida seria para ella. Y así fue , se quedo dormido y no despertó jamas cumpliéndose así la maldición de Ondina.

Otra versión del mito de Ondina

En la versión original del cuento, se decía que había una vez un príncipe del agua que vivía bajo el agua en su reino, que tenía una hija llamada «Undine». Estas personas del agua carecían de un alma. El príncipe del agua quería que su hija, Undine, poseyera un alma. Entonces envió a Undine a la superficie, porque «la única forma de obtener un alma era lograr una unión íntima en el amor con un hombre mortal». La princesa fue adoptada por un pescador y su esposa, quienes vivían junto a un lago profundo y oscuro. La pareja había perdido a su pequeña hija años antes, cuando ella desapareció en el lago. Al llegar a la mayoría de edad, la princesa Undine se topó con un apuesto caballero, el conde Huldbrand de Ringstetten, que había sido conducido al bosque y se había perdido. Este fue el trabajo de Kuhleborn, el tío de Undine, que quería cumplir los deseos del príncipe. Poco después de eso, se enamoraron y se comprometieron, lo que permitió a Undine obtener un alma.

También te podría gustar...