La leyenda del tren del infierno.

 

 

 

 

 

 

 

 

2014-09-17-20-34-32--1384020898

 

Según cuenta la leyenda dos atracadores se dieron a la fuga con su botin. Fueron encontrados rápidamente por la policía que los persiguió duramente por las calles.

Viéndose sin vía de escape se bajaron del coche y entraron por una de las bocas del metro perseguidos a su vez por la policía.

Iban corriendo y esquivando a la gente que por alli transitaba pero siendo una hora tan tardía no había gran afluencia de público.

images-200

Los policías intentaron parar la huida de los ladrones y comenzaron a dispararles devolviendo los delincuentes los disparos.  Una bala se alojó en el centro de la frente de un policía,  cayendo fulminado en el suelo con el cuerpo totalmente inerte.

Los demás policías buscaron refugio tras unas columnas y los ladrones aprovecharon que acababa de parar un tren y se subieron a bordo.

Al entrar miraron el vagón en el que solo había dos pasajeros.  Un mendigo , sucio,  con una chaqueta que tenia una capucha la cual llevaba puesta de forma que no dejaba que vieran su rostro pero por su posición parecía estar durmiendo después de una buena borrachera. El otro hombre tenia un traje y pinta de ser abogado o un ejecutivo importante.

Creyéndose seguros dentro del vagón comenzaron a planear su fuga.  Suponían que la policía los estaría esperando para detenerlos en la siguiente estación.  El plan era bajar rápidamente del tren y adentrarse en los túneles y ya desde ahí buscar una salida hacia el exterior.

2014-09-17-20-34-14--929965545Llegaron a la parada pero para su sorpresa el tren en vez de detenerse aumento considerablemente la velocidad.  Miraban por la ventanilla y era como si la gente que había fuera no se percatarse de que un tren estaba pasando a gran velocidad.

En ese momento la luz empezó a parpadear y a perder intensidad,  muy asustados fueron a buscar la manivela de parada de emergencia,  pero había desaparecido y todas las puertas estaban selladas.  Era imposible salir de aquel vagón.

images-231

 

Las paredes del vagón comenzaron a teñirse de sangre y los asientos que eran de plástico empezaron a derretirse.  Iban notando como el tren se desplazaba hacía abajo y entonces llegaron a una estación.

El tren paro.  No podían imaginarse lo que estaban viendo,  al fondo había una cámara de torturas y estaban despellejando a un hombre vivo.

El mendigo se puso de pie, se quito la capucha y pudieron ver unos ojos amarillos y una cara roja que los aterrizó.

images-344

 

Cogió al hombre trajeado y lo lanzo fuera del vagón diciéndole que por haber sido un estafador alli estaba su parada.

Unas sombras se levantaron del suelo cogiendo al estafador y llevándolo a un foso lleno de gusanos los cuales se dispusieron a comérselo por dentro.

«Estos gusanos te devorarán como tu lo has hecho lucrandote del trabajo y del dinero de los demás para vivir rodeado de lujo «. Miro a los ladrones y les dijo: «Vosotros no tenéis tanta suerte,  vuestro destino esta mas abajo».

 

También te podría gustar...