HIERBAS MÁGICAS: LA MANDRÁGORA

Otros nombres – Hierba de Circe, ladrón de cerebros, manzana de diablo (entre otros)Poderes mágicos – protección, fertilidad, dinero, amor y salud.
La leyenda más antigua que existe sobre esta planta la relata Plinio, en su Naturalis Historia. En ella nos cuenta que para poder arrancar esta temible raíz habría que hacer tres círculos alrededor de la planta con la punta de una espada, y con una cuerda se extrae, mientras se mira hacia el este, al mismo tiempo que otra persona bailar y canta hechizos para neutralizar los gritos de la mandrágora. 
La más popular, la que ha llegado hasta nosotros es la que dice que surgía de la eyaculación de una ahorcado debajo del cadalso, pero que si se arranca esta raíz chillara, y sus gritos matarán al que la esté arrancando. La solución quedaban era utilizar a un perro para extraerla. Se escarbaba la raíz, sin sacarla, hasta que se podía atar con una cuerda, y en el otro extremo de la cuerda se ataba al cuello del perro. De esta manera te alejabas y al llamar al perro, este tiraba de la cuerda y la arrancaba de cuajo por lo que los gritos de la mandrágora mataban al pobre animal.
Lo cierto es que más allá de la brujería, esta planta fué utilizada desde el tiempo de los egipcios hasta la edad media en medicina.
Volviendo a Plinio, éste nos relata que en sus tiempos esta raíz se utilizaba como sedante cuando había que hacer una operación o una amputación, y añade que su fuerte olor aturde.

Se utilizaban las hojas de esta planta hervidas en leche para ponerla sobre las úlceras, como cataplasma. La raíz fresca se usaba como purgante, y la raíz macerada como analgésico inductor del sueño, y también para neutralizar las convulsiones.

Hipócrates la prescribía en pequeñas dosis, a primera hora de la mañana, hervida en vino, a personas enfermas y débiles teniendo cuidado con las medidas ya que puede producir locura.
La historia nos ha dejado varias anécdotas con la mandrágora. Por ejemplo se sabe que Aníbal la utilizó para destruir a sus enemigos. Parece ser que después de una corta batalla contra los bárbaros, Aníbal dejó tras de si unos toneles de vino mezclados con una infusión de mandrágora. Así que cuando los enemigos se lo bebieron, cayeron en un estado mezcla de sopor y de embriaguez, hecho que le permitió vencerlos sin casi encontrar resistencia. 

También se sabe que tanto los chinos como los judíos utilizaban una infusión de esta raíz para aturdir a los criminales y obtener la confesión de sus delitos.
La mandrágora en rituales
Esta poderosa raíz se utiliza de exorcismos ya que le creencia es que donde hay una mandrágora no pueden habitar los demonios, y que protege de todas las fuerzas del mal y de todas las entidades malignas.

Como actualmente lo habitual es encontrar la raíz seca, para activarla la pondremos en un sitio importante de la casa durante tres días, y luego la sumergiremos en agua templada durante toda una noche. De esta forma la raíz quedará activada y se podrá utilizar para cualquier ritual. El agua en la que estaba sumergida se puede utilizar para proteger la casa, pulverizando sobre ventanas y puertas. Además también se puede usar polvo del izando este agua sobre las personas para una limpieza energética. Si lo que queremos es duplicar el dinero colocaremos la raíz de mandrágora al lado de una moneda de plata. Su aceite se utiliza para vestir velas, potenciando todo tipo de rituales.
Silvia Rossi

You may also like...