EL AURA

Todo lo que existe sobre la Tierra absorbe energía y la libera. El proceso de la vida exige este intercambio de energía con todo lo que nos rodea. Una parte de esta energía que sale, es un campo único que existe alrededor de todos los seres vivos. Estas emanaciones de energía sutil que rodean el cuerpo, no son visibles para la mayoría de las personas. Esta zona, es una transición entre el cuerpo físico y el mundo exterior, que es lo que conocemos como aura. Se podría decir que el aura es un conjunto de fuerzas electromagnéticas de densidades variables que salen de los cuerpos físicos, vitales,etéreos, mentales, emocionales y espirituales. Estas partículas de energía permanecen en suspensión alrededor de nuestro cuerpo en forma de una cubierta oval que sobresale del cuerpo un promedio de un metro alrededor de nosotros, extendiéndose por encima de la cabeza, y más allá de los pies, hundiéndose en el suelo.Conserva nuestra energía vital, refleja nuestro estado de salud y da salida a la Energía Universal y la absorbe.

IMG_1260.JPG

Sobre la cubierta áurica inferior se puede encontrar flotando, hasta 15 metros por encima de ella, otra cubierta áurica, la cual recibe el nombre de cuerpo áurico superior. Algunos miembros de la comunidad científica han llamado al aura, campo de energía; otros, los hombres de la religión, forma espiritual y los estudiosos del esoterismo cuerpo astral.

El aura se está moviendo y cambiando constantemente, esto es un reflejo de que estamos vivos. Los minerales, las plantas, los animales, y por supuesto los seres humanos tenemos nuestras propias auras; las cuales difieren en su complejidad y en sus gamas de colores. Por ejemplo, los minerales están rodeados de un aura blanca; las plantas de una amarilla, la que rodea a los animales es de color añil y la nuestra tiene varias capas y colores. Esta complejidad revela nuestra conciencia, además de todos los aspectos de nuestro funcionamiento físico, mental, emocional y espiritual.

Las capas de nuestra aura varían de color y de forma en función de los estados de ánimo y los cambios de conciencia. Cada una de estas capas de nuestra aura es traslúcida y se parecen mucho sus colores a los que tiene el arco iris, pero su intensidad es mucho más sutil. Su viveza varía de una persona a otra ya que en unos destacan como si fueran un sol y en otros son tan débiles que parecen a punto de apagarse.

IMG_1258.JPG

En cuanto a su constitución y extensión, también depende de cada persona, según sea el desarrollo de su alma y de su mente; cada uno manifestará un aura diferente de acuerdo a sus sentimientos y carácter. Así, el arco iris del aura, se verá afectado por el juego de las emociones, pasiones y sentimientos que tengamos. Si nos encontramos con una persona a la que estimamos nos sentimos cálidos y expansivos, y por lo tanto nuestra aura aumenta de tamaño, pero si el encuentro es con alguien que nos desagrada , nuestra aura se retira.

En el estado expansivo, cada uno entra en el aura del otro, absorbiendo sus energías y dejando, hasta cierto punto, el rastro de nosotros. Todos percibimos el aura de los demás, seamos o no conscientes de ello, algunas nos atraen y otras sin embargo nos repelen. Es decir, si una persona irradia bondad, su aura nos llamará, siempre que nuestra alma sea afín; por el contrario, si somos violentos o destructivos perderemos su luz.

Nunca es tarde para recordar, abramos nuestra mente y nuestra alma y llenemos de color las auras de todos los que nos rodean que esperan que las veamos para poder encontrar un arco iris en cada uno de ellas.

Óscar Ventura

https://www.facebook.com/Centroindigodeterapias

IMG_0708.JPG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: