Relatos de terror. Cita con lo desconocido


En Relatos de terror. Cita con lo desconocido. Carlos llevaba ya algunos meses viéndose con Olga, una chica un par de años más joven que él a la que conoció en un pub de la ciudad tiempo atrás. Carlos y Olga últimamente estaban compartiendo cada vez más tiempo y sus gustos y aficiones, como leer o ir al cine a ver una buena película de intriga o de terror les estaba uniendo cada vez más. Por ello, Carlos decidió dar un paso adelante en la relación y decidió invitarla a tomar un café para proponerle que se fueran a vivir juntos.

CITA

Esa tarde el sol resplandecía con mucha fuerza en lo más alto del cielo y todo parecía estar como siempre. La gente por la calle iba y venía mientras Carlos esperaba a Olga en un Café al norte de la ciudad. Carlos, allí, sentado en una mesa junta a una ventana cerca de la puerta de entrada al establecimiento, esperaba, algo nervioso la llegada de su compañera. Minutos después Olga cruzaba la esquina con paso ligero y se dirigía al café. Cuando ya iba llegando a la puerta vio a Carlos y con una sutil sonrisa consumó el saludo a su especial amigo.


Una vez dentro se sentó frente a Carlos y con un tímido beso en los labios dio por iniciada la cita.

Olga: Oye, ¿Llevas mucho esperando?

Carlos: No, no, solo uno par de días (risas)

Olga: Exagerado. Oye ¿Por qué no vas pidiendo mientras voy al baño? Pídeme un café solo porfa.

Carlos: Vale.

Olga se levanta, le da otro beso en los labios a Carlos y se dirige al baño ante la atenta mirada de su compañero que observa absorto como esta entra en el baño de señoritas del local.

Unos segundos después, Carlos, de vuelta a la realidad, llama al camarero con un sutil movimiento de mano que llama su atención inmediatamente.

Camarero: Buenas tardes, ¿Qué va a tomar el caballero?

Carlos: Para mí póngame un descafeinado de sobre y para la señorita un café solo.

Camarero: descafeinado y café solo, listo.

Sigue

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: