Silbidos del más alla

Hacía solo 6 meses que mi hermano Mayor Pablo había perdido la vida junto a  su esposa y sus dos hijos pequeños. Una desgracia que asolo a la familia hasta lo más profundo.

Un día como cualquiera otro de verano mi hermana, que se encontraba de vacaciones en la casa familiar, junto a su esposo y mi sobrina vivió una de las experiencias más insólitas e inexplicables. Eran ya poco más de la una de la mañana y todos dormían. De pronto escucho un fuerte silbido y 5 golpes en la puerta de la entrada. Como por automatismo mi hermana se levanto de la cama para abrir, ya que este era el toquido característico de mi hermano Pablo, silbar frente a la casa y el pam, pam, pam… pam,pam.

Una vez mi hermana ya estaba llegando a la puerta se dió cuenta de que había un fuerte olor a gas proveniente de la cocina, por lo que antes que abrir la puerta se fue directa hacía allá para ver de dónde provenía exactamente. Y efectivamente, la llave del horno estaba medio abierta y el gas se estaba saliendo. Fue entonces cuando recordó que iba hacia la puerta a abrir a Pablo; pero eso era imposible, porque Pablo llevaba ya 6 meses muerto.

Abrió y busco por todos lados, pero no había nadie, llamó incluso a los vigilantes de la zona habitacional para saber si alguien de la familia había solicitado entrada al fraccionamiento, pero nada. Revisaron incluso las cámaras de seguridad y lo único que se alcanzaba a ver era una extraña luz, como especie de flash repentino que asi como apareció se desvaneció en la oscuridad de la noche.

Mi hermana, sólo se quedo en la mente con la idea de que había sido la forma que Pablo encontró para alarmarle de que ella y su familia estaban en peligro. Pues de no haberse levantado a abrir la puerta, no se habría dado cuenta de la fuga de gas y podrían haber muerto todos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: