RITUALES DE LA LUNA

EL PODER DE LA LUNA


Los científicos saben que la Tierra tiene su propia energía, que es independiente de la energía que recibe del Sol. La Luna también emite una energía que es sutil, pero distintiva. A diferencia de la energía masculina y proyectiva del Sol, la energía lunar es femenina y receptiva. Esta es la energía de la Diosa. Este poder ha sido descrito a menudo como magnético. Algunas personas particularmente sensibles sienten un tirón físico en sus cuerpos en la Luna Llena o Nueva. Mientras que otras sólo notan una mayor conciencia de todo lo que hay en su entorno.

La intuición y la luna

La energía lunar está hecha a medida para interactuar con nuestra energía de la propia intuición, que también es femenina, receptiva y magnética por naturaleza. También conocido como nuestro sexto sentido, es el modo de percepción más crucial cuando se trata de magia.

Así que cuando nos conectamos conscientemente con la energía de la Luna, estamos abriendo un camino, o canal, para que esa energía ayude a manifestar los cambios deseados en nuestras vidas. Y cuando hacemos esto en armonía consciente con los ritmos energéticos del ciclo de la Luna, podemos realmente amplificar el poder de nuestro trabajo mágico. Esto se debe a que cada fase del ciclo lunar ofrece energías particulares que pueden ser aprovechadas para objetivos mágicos específicos.

EL CICLO LUNAR


La relación entre la magia y la Luna puede describirse en términos generales como un ciclo de crecimiento y decadencia. A medida que la Luna crece, hacemos magia para aumentar; a medida que disminuye, hacemos magia para disminuir. Así que cuando buscas traer algo a tu vida, trabajas en su fase creciente. Cuando quieres desterrar o liberar algún elemento no deseado de tu vida, trabajas durante la fase menguante.

El punto de transición entre estos dos opuestos es la fase Llena, un tiempo de «cosecha» mientras celebramos lo que hemos manifestado en la primera mitad del ciclo. Luego esencialmente «limpiamos» después, identificando y liberando lo que ya no es necesario durante la segunda mitad del ciclo. En la Luna Nueva, establecemos nuevas intenciones para la siguiente ronda de manifestación, y así sucesivamente. El ritmo de este ciclo puede ser visualizado como el ritmo de las mareas, que nuestro satélite natural , por supuesto, está causando.

Fases lunares

Aquí hay algunas sugerencias generales para sincronizar su magia con las fases de la Luna:

Luna Nueva: Este es el comienzo del ciclo lunar, y un buen momento para soñar con lo que deseas crear en tu vida. Tradicionalmente, la magia dirigida a iniciar nuevos proyectos y aventuras es favorecida en este momento, pero cualquier cosa que implique atraer o aumentar lo que deseas es apropiada.

Luna de cera: Esta fase es el momento ideal para actuar en dirección a nuestros objetivos, comenzando realmente, en el plano físico, los proyectos que hemos pretendido en el plano espiritual. La energía aquí es una de acción y de proyección de nuestras intenciones hacia el Universo. El trabajo mágico puede estar relacionado con la obtención o el fortalecimiento de asociaciones con otros (ya sean amigos, intereses románticos o socios de negocios) y la mejora de la salud física y el bienestar general.

Luna llena: Esta es la fase más poderosa de todo el ciclo lunar. Muchas Brujas encuentran que el día de la Luna Llena es el día más mágicamente potente del mes, y pueden ahorrar el trabajo de hechicería relacionado con metas particularmente importantes para esta ocasión. Todos y cada uno de los propósitos mágicos son favorecidos durante un ritual de Luna Llena.

Las fases más llamativas

Luna menguante: Es el momento de liberar la energía de la acción exterior y alinearla con la energía de la reflexión interior. Eliminar las energías y experiencias negativas es el objetivo mágico predominante ahora, por lo que el trabajo de hechizo dirigido a superar los obstáculos, resolver los conflictos y eliminar las causas de la enfermedad es apropiado.

Luna Oscura: En los días previos a la Luna Nueva, muchas Brujas se abstienen de hacer magia activamente, eligiendo en su lugar refrescar su energía para la siguiente fase de depilación. Sin embargo, muchas otras encuentran que la Luna Oscura es el mejor momento para la magia relacionada con el cierre, o para cerrar el círculo. Hay un potencial destructivo en la energía que puede ser aprovechada para liberar cualquier patrón kármico que aparezca una y otra vez en tu vida, como los relacionados con la falta, el abandono, la traición, etc.


SINTONIZAR CON LA LUNA PARA LA MAGIA MEJORADA


No muchas personas que son nuevas en la magia han tenido el hábito de prestar atención diaria a los ritmos de la órbita de la Luna alrededor de la Tierra. Si esto te incluye, considera adoptar la práctica de conectar con la Luna cada día, ya sea a través de un ritual formal o sólo un breve y silencioso saludo.

Averigüe dónde está la Luna en su ciclo y reconózcalo como parte de su práctica diaria. Puede averiguar el horario de la Luna Llena en línea. Esto te ayudará a sintonizar con las sutiles diferencias en la energía lunar de una fase a otra. De Nueva a Llena, a Oscura y de nuevo a Nueva, el interminable ciclo de la Luna presenta muchas oportunidades para sintonizar con las energías del mundo natural y mejorar su hechizo.

También te podría gustar...

Deja un comentario