El mal de ojo

Preparar un bol o recipiente con agua y un vasito con aceite. La persona que piensa que pueda estar con mal de ojo debe introducir sus dedos índice y corazón en el aceite y dejarlos gotear sobre el agua. Si la prueba se realiza para otra persona puede utilizarse una prenda ( o incluso un mechón de cabello) que haya estado en contacto con la hipotética víctima. Si se estuviese con mal de ojo se cree que el aceite se dispersará en una enorme cantidad de gotitas o incluso se hundirá en el agua.

Rito del limón

Procurar una habitación donde se pueda estar tranquilo y no haya interrupciones de otras personas. Colocar un plato y partir dos limones en cuatro partes, haciendo una cruz( sin que se desgaje).

Echar tres cucharadas de azúcar morena en cada uno de los limones y colocar el plato con éstos debajo de la cama, durante tres días, cuando se duerme. Transcurrido este tiempo, mirar los limones. Si se han puesto negros, sé es víctima del » Mal de ojo». Si los limones han adquirido un color verdusco, se está libre de su influencia.

Rito del huevo

Pásate un huevo por todo el cuerpo, mientras rezas la oración que más te llene. Rómpelo y viértelo en un vaso con agua. Analiza la yema, debes observar a detalle. Si aparece una marca extraña en la misma, significa que lo tienes.. Si hay una figura alargada, quien te ha echado el mal de ojo es un hombre , y si es ovalada, es una mujer. Increíble ¿no?.

Óscar Ventura

También te podría gustar...

Deja un comentario