Narradores del Misterio

Personaje historico del AL-Andalus:Boabdil «El Chico».

En los ochocientos años largos que los musulmanes permanecieron en España,muchos fueron los personajes que,en todos los campos del saber,ciencias,letras y artes,descartaron de manera inequívoca,marcando un hito no sólo en la cultura de al-Andalus,sino que tuvieron un carácter relevante en la cultura universal.

Muley Hasán no lo iba a tener fácil en el trono de Granada.La crisis interna era algo palpable y a esto se unió una gravísima inundación y unas impopulares medidas tributarias,que provocaron gran descontento.Por otro lado,a los tronos de Castilla y Aragón habían ascendido Isabel I y Fernando II,respectivamente,y se habían propuesto completar la llamada Reconquista,acabando con el último reino musulmán de Europa.

Eran los tiempos en que los turcos avanzaban imparables.Habian conquistado Constantinopla y acabado con el imperio de Oriente.Dominaban gran parte del mediterráneo y,en más de una ocasión,habían llegado a las puertas de Viena.Se temía que si los reyes nazaríes lograban una alianza con ellos,pudiera producirse una Asturias a la inversa,es decir,que de Granada partiese la «Reconquista» mora de todo lo que había sido al-Andalus.

Cuando los Reyes Católicos reclamaron las parias al reino de Granada,Muley Hasán se negó a pagarlas,con una célebre frase que,además era un auténtico desafío a los monarcas cristianos:»En las fábricas de Granada hoy ya no se labra oro ni plata,sino lanzas,saetas y alfanjes contras sus enemigos».La cosa estaba bien clara y Muley Hasán lo demostró rompiendo las hostilidades y apoderándose de la fortaleza de Zahara.En represalia,los cristianos conquistaron Alhama,pero poco después eran derrotados en Loja.

En una de aquellas algaradas,tan frecuentes en las zonas fronterizas,en las que los cristianos se internaban en territorio musulmán y los moros hacían lo propio en tierras cristianas,fue hecha prisionera la hija del alcaide de Martos,Isabel de Solís,una mujer muy hermosa.Cuando la vio el sultán se enamoró perdidamente de ella,e Isabel,con un innegable sentido práctico y despreciando lo mal visto que entre los cristianos estaba aquello de que las cautivas se casasen con sus raptores,se convirtió al Islam y,de paso,se convirtió en sultana y esposa favorita de Muley Hasán.Ahora se llamaba Zoraya y su llegada al harén fue muy mal recibida por la que,hasta el momento,figuraba como esposa principal,Aixa la Horra(la honesta).

Los celos entre ambas mujeres sembraron la discordia en el harén que se saldó con la expulsión de Aixa que se refugió en uno de los palacios del Albaicín.Aixa había tenido dos hijos con Muley Hasán,Abú Abd Allah el Zaquir el Chico más conocido por Boabdil y Yusuf.Estas desaveniencias familiares fueron el fermento que atizaría la guerra civil,pues la despechada Aixa no dejó de soliviantar a los hijos contra su padre.

Yusuf murió pero Boabdil el Chico fue proclamado rey.Su padre tuvo que refugiarse en Málaga y,aunque recuperó el trono fue,de nuevo,destronado,por su hermano El Zagal.La lucha civil quedó establecida entre tio y sobrino.El Zagal,en 1482,derrotó a los cristianos en la Aljarquía y Boabdil creyó necesario obtener también una victoria para asegurarse su posición en la lucha por el trono.Se atrevió a presentar batalla a los cristianos en Lucena,pero además de ser derrotado,cayó prisionero.

En 1490 sólo obedecían a Boabdil la ciudad de Granada y la parte correspondiente a su vega.En 1491 los Reyes Cátolicos procedieron al cerco de la ciudad,levantando frente a ella un campamento de piedra que,posteriormente,se transformaría en la ciudad de Santa Fe.Fueron largos meses de angustia y penurias para los habitantes de la hermosa Granada.El cerco se estrechaba más y más ante la impotencia de Boabdil que veía,como día a día,se deterioraba la situación.El hambre comenzó a causar estragos entre la población;y se iniciaron las negociaciones entre los sitiadores y los sitiados.Era evidente que había que rendirse,pero no a cualquier precio.

Las negociaciones fueron largas y laboriosas y en las capitulaciones se prometia que se respetarían los bienes y la religión de los musulmanes granadinos.Nada de esto se respetó,una vez que Granada se rendia el 2 de enero de 1492,y las tropas cristianas penetraban en el interior de la ciudad,al grito de»¡Granada,Granada,por los reyes Don Fernando y Doña Isabel!.»

Se conservan las actas de la rendición de Granada,en la que intervinieron el secretario de los Reyes Cátolicos,Hernando de Zafra y el alcalde de la ciudad,Albucacín el Muleh.

Según la tradición,aunque existen muchas leyendas sobre la rendición de Granada,Boabdil salió al encuentro de los Reyes Cátolicos,llevando  en sus manos las llaves de Granada que entregó a Fernando de Aragón,y el sello de la ciudad al conde de Tendilla,tras lo cual ya no volvió a entrar en la ciudad.La cruz,el pendón de Castilla y el de Santiago se izaban en la torre más alta de la Alhambra.Boabdil partió,acompañado de toda su familia y de unos cuantos criados.Al llegar al monte Pandul,desde donde se veía toda Granada,echó sobre ella una última mirada,»y las lagrimas bañaron sus mejillas.Hijo mío-le dice su madre Aixa-tienes razón para llorar como una mujer el trono que no has sabido defender como un hombre.Este infeliz no pudo vivir como vasallo en el país  en el que había reinado;pasó de allí a poco a África y murió en un combate».

Quizás esta conocida anécdota no sea más que una de las muchas leyendas que existen alrededor de la pérdida de Granada por los musulmanes,y quizás sea,también,una creación cristiana.No es del todo cierto que Boabdil se hubiera comportado de manera cobarde,pues de haber sido asi,la guerra no hubiera durado diez años.

Salir de la versión móvil