El misterio de la niña a la deriva en el océano

Era una tarde del  de noviembre de  cuando un carguero llamado capitán Theo surcaba las aguas del océano Atlántico, próximo a las Bahamas. No podía dar crédito a lo que veía . Una niña a la deriva en un pequeño flotador de corcho en medio del océano .

De pronto y casi por una suerte del destino logran divisar un pequeño bote salvavidas que se confundía entre las olas blancas del mar. Cuando se aproximan observan el cuerpo pequeño de una niña inconsciente con claros síntomas de deshidratación y la piel deteriorada por la inclemencia del sol.

Aquella tripulación había rescatado a Terry Jo Duperreault de tan solo  años de edad que había naufragado en altamar quien sabe por cuántos días. Pero la niña no sólo representaba un milagro. Traía consigo una espeluznante historia que por poco queda sepultada entre los confines del mar.

Inicio del viaje.

Todo comenzó ocho días atrás Arthur Duperreault soñaba desde hacía mucho con poder hacerle un regalo especial a su familia.

Un exitoso oftalmólogo de Wisconsin quería relajarse con su esposa y tres hijos en un clima más cálido o más bien en las Bahamas. Navegar por el océano era  la opción más exótica para unas inolvidables vacaciones

Arthur,  su esposa Jin y sus tres hijos pequeños Brian de 14 años,  Terry Jo de 11 años  y Renée de 7 años abordaron un yate alquilado que los debía llevar Fort Lauderdale.

Una vez que los Duper llegaron a Florida, el miércoles  de noviembre de,  alquilaron un velero llamado Blue Bell y continuaron su viaje las Bahamas

Navegando en el Blue Bell

Julien Harvey, un marinero experimentado y ex piloto de combate de la fuerza aérea fue contratado por Artur para ser el capitán del Blue Bell . La esposa de Julien,  Mari Dene decidió acompañarlos en el viaje también.

Continua

Deja un comentario