LA LUNA LLENA DE SEPTIEMBRE

La última de las súper lunas de este verano es la luna llena de septiembre, llamada Luna de la Cosecha, o como la llaman algunas tribus como la cherokees, la Luna de Nuez. En esta última luna del verano se recogen los últimos frutos tardíos como las moras o las uvas, y tanto los animales como los seres humanos empiezan a almacenar alimentos de cara a las estaciones frías. Los animales se concentran alrededor de las zonas donde se encuentran árboles con frutos y arbustos de bayas. Hay un equilibrio entre la luz del día y la noche, y debemos prepararnos para la oscuridad que avanza y eliminar la posible confusión mental, emocional o espiritual para enfrentarnos a los días que nos esperan.
Es un buen momento para los rituales y hechizos de abundancia y de prosperidad. Empieza el cambio de estación y para ello podemos hacer un ritual a la Diosa Luna, que representa los cambios de los ciclos de la vida y las estaciones. La Diosa Luna representa a la doncella, Ceres, a la madre, Deméter, y a la anciana , Hécate, o sea todos los estadios de la vida.
En el altar del ritual pondremos algún fruto de temporada: alguna calabaza, manzana o algún fruto seco, que representan la energía masculina.
Momento de reuniones alrededor de una botella de vino y brindar por todas aquellas relaciones que te importan, sean familiares, de amistad o cualquier relación afectiva.
Silvia Rossi

También te podría gustar...

Deja un comentario