LOS RITUALES Y LAS VELAS

La fuerza de los rituales con velas se debe a la combinación de los dos elementos que los combinan: la llama o fuego, junto con la cera que se consume lentamente.
Los primeros documentos los encontramos en el antiguo Egipto donde ya se trataba el uso de la cromoterapia o sea, el uso terapéutico de los colores.
Es importante escoger el color adecuado para cada ritual y por ello tendremos en cuenta las características y propiedades de cada color a fin de escoger aquel que vaya mejor para el propósito concreto.
Cada color tiene un efecto en nuestro subconsciente y va asociado a unos fines concretos.

VELA BLANCA

El color blanco es símbolo de pureza y de luz vivificadora. Nos sugiere paz, virginidad ( en el sentido de no corrompido), espiritualidad y nuevos principios. Su energía aporta equilibrio y disuelven todo tipo de conflicto o estado no armónico. Es la manera de atraer hacia nosotros energias y fuerzas superiores. Los seres de luz, ángeles y guías vibran con esta vela.
El blanco abre nuestra mente a nuevas ideas, nos ayuda reflexionar y a desarrollar actitudes más abiertas,claras, y receptivas a nuevos esquemas.

LA VELA ROJA

El color rojo posee la longitud de onda mas larga que podemos ver y también la frecuencia más lenta de vibración. Su energía magnética es calidad y estimulante.
El color rojo ha sido desde los principios de humanidad uno de los colores más valorados.
Desde hace 30.000 años el color rojo forma parte de ceremonias fúnebres,de sacrificios y de rituales de sanación. En las pinturas rupestres, en las cavernas se utilizaba el color rojo para representar tanto animales como seres humanos. En la cultura Cherokee el rojo representa un fuego sagrado interior que a su vez simboliza la elección de vivir de manera sagrada.
Para nuestros ancestros el color rojo era un símbolo de vida, y siempre se ha asociado y se continuó asociando con la sangre.
Se ha demostrado que el color rojo tiene un efecto sobre el cuerpo humano que puede ser medido, la respuesta eléctrica del cerebro al color rojo es como una señal de alerta o excitación. Dentro del mundo de las energías y las leyes que lo rigen el color rojo, y en consecuencia encender una vela roja, potencia la energía por la vida. Por ello al encender la vela roja es como dar más fuerza y acelerar el tema que queremos tratar.
Cuando encendemos una vela roja tenemos que tener claro que es un gran activador y potenciador por lo que se deberá tener muy definido y claro el fin que busquemos en el ritual, y valorar realmente las consecuencias que ello producirá.
La vela roja representa la calidez la fuerza, la viveza, la decisión, la valentía,la vitalidad, la energía y la pasión. Potencia la posibilidad de llevar a cabo los planes deseados.

VELA AMARILLA

El color amarillo está asociado con el sol, por ello es una representación de luz, calor y poder dador de vida. En todos los mitos y religiones el color amarillo es una atributo de las deidades solares como Apolo, como el dios Ra y como el dios del sol de los incas así como de los aztecas. De hecho los primeros cristianos también atribuyeron el color amarillo para representar a Jesús. Para los cherokees el amarillo está asociado con el fuego de la sabiduría sagrada.
El color amarillo también está relacionado con la capacidad de intuir.
Es el color de la comprensión, refleja la conciencia pura y nítida. Las velas amarillas pueden ayudar a iluminar situaciones conflictivas en las que es necesario obtener mayor claridad. La vela amarilla nos ayuda para mejorar la creatividad, incrementar la inteligencia y la memoria, es excelente en caso de exámenes, estudios, oposiciones etc.
La vela amarilla clarifica la mente, aporta lógica, inteligencia, felicidad, ligereza,brillantez, facilidad de palabra, indulgencia, optimismo, inspiración y creatividad.

También te podría gustar...

Deja un comentario