Las 3:33

 Las 3:33

Cierta noche, estando solo en la sala, mirando las cosas en la mesa de centro donde tenia varios libros de magia negra. Habían también diccionarios de traducción, velas, una ouija, vasos, dibujos y otras cosas que había utilizado para tratar de invocar al demonio. Estuve pensando en lo que pudo haber fallado. Las 3:33 y lo que ello implicaba.

Ya tenia mas de tres años queriendo hacerlo y solo contactaba con espíritus menores. Levantándome del sillón, y caminando por la sala, le doy un trago a la bebida que tenia en la mano. De pronto alguien toco a la puerta. Pensando en quien podía ser a esa hora, sobre todo en el lugar donde me encontraba… ya que estaba en una finca retirado de la población. mire el reloj que marcaba exactamente las 3:33 am.

Llaman a la puerta

En eso vuelven a tocar de nuevo, dando otra vez, solo tres toques.. Al abrir la puerta encuentro a un hombre delgado, alto. un poco demacrado, con su mirada tan profunda que sientes que te mira tu alma atravesando tu cuerpo. Me atrae su vestimenta, un traje color rojo sangre, y un bombín negro. Lo que más me atrae es el hecho que no lleva calzado. Sus pies, no son normales. No sabría explicar como son,

Comenzó a hablar, con una voz que pareciera que hablasen muchas personas a la vez. Me dijo: -a ti que has llamado al maestro acudo, he venido a tomar el llamado-. Por lo que sorprendió doy un par pasos hacia atrás soltando el vaso de mi mano, quedándome sin palabras.

Habiendo salido de la sorpresa me atrevo a preguntar si es SATANÁS, a lo que con una mueca que tomo por sonrisa me responde… no, yo soy LEGIÓN. Soy el príncipe del inframundo, el señor de los ejércitos del tercer infierno, y mensajero de LUZ BEL. Amo y señor de la penumbra, y acudimos a tu llamado.

Intercambios

Retirado de la puerta le pregunte porque no pasaba. Él me responde diciendo: que no he sido invitado a entrar.

Sigue

También te podría gustar...

Deja un comentario