Narradores del Misterio

LA NIÑA DE LA CURVA

 Como casi todas las leyendas esta tiene muchas versiones y se localiza en diferentes puntos de la geografia mundial.  Una noche,  un hombre conducía su vehículo por la carretera de el Garral.  Era una noche de lluvia,  al principio sólo caían unas gotas pero a medida que iba acumulando kilómetros la lluvia era mas espesa y dificultaba el circular con normalidad. De repente se vio la figura de una mujer vestida de blanco,  totalmente empapada,  con el vestido manchado de barro y la cara totalmente demacrada.

 

Paro el vehículo y bajo la ventanilla para preguntar a la mujer si necesitaba que la llevara a alguna parte.  La mujer asintio y se subió al vehículo,  sentándose en el asiento del copiloto.

Durante el trayecto los dos permanecieron en silencio hasta que llegado el momento se dirigió al conductor y aconsejo que aminorara la marcha y circulara con más precaucion.

El hombre le hizo caso y fue más despacio.  Hasta que se dio cuenta de que acababa de atravesar una curva muy peligrosa.

 

Se dirigió a la mujer y le dijo: «Si no me hubieras avisado para que redujera la velocidad el coche se hubiera caído por el precipicio. » Y ella le contesto: «Claro,  ahí perdí la vida hace 25 años»

En ese momento desapareció del vehículo,  sin dejar otra huella que el asiento humedo.

Cuentan que desde que perdió la vidaen esa curva vaga todas las noches haciendo autostop y subiendo a los coches.  Dicen que los que hacen caso atraviesan la curva y los que no mueren despeñados.

 

Salir de la versión móvil