La metrópoli Anunnaki

Antes de la actual humanidad existieron diversas civilizaciones que fueron dejando diversos restos de su presencia alrededor del mundo. Uno de estos ejemplos es una ciudad muy antigua hallada en África y que podría tener una conexión con los Anunnaki . Se trata de la  metrópoli Anunnaki de 200000 años hallada en Sudáfrica. 

Cambio de la Historia

Si esto fuera cierto se reescribiría  la historia de la humanidad.   Algo asombroso fue descubierto en una de las regiones de Sudáfrica. Estos son los restos de una gran metrópoli cuya superficie según estándares modestos es de unos 1500 kilómetros cuadrados. Siempre estuvieron ahí la gente los noto antes pero nadie podía recordar quién los hizo y porque. Hasta hace poco nadie sabían cuántos eran. Ahora están por todas partes. Hay miles o cientos de miles de ellos.

Llegada a la Tierra

La historia que cuentan es la historia más importante de la humanidad pero una que no quieren escuchar. La metrópoli Anunnaki es parte de una comunidad o más grande de casi 10000 kilómetros cuadrados y parece haber sido construida entre el 160.000 y el 200.000 antes de Cristo. 

Eso cambio cuando el explorador y escritor Michael Tellinger se asocio con Johan Heine, un bombero y piloto local que había volado sobre la región durante años observando las ruinas. Johan Heine  tenía la ventaja de que él vio el número y el alcance de estos extraños cimientos de piedra y supo el alcance y su la enorme importancia para la historia de la humanidad. 

Cambio paradigma

Michael Tellinger dijo cuando Johan Heine le presento las antiguas ruinas de piedra en el sur de África que no tenía idea de los increíbles descubrimientos hechos en uno o dos años. 

Las fotografías, los artefactos y la evidencia que sin duda se acumulo por una civilización perdida y nunca vista. durante muchos miles de años. Esos descubrimientos son tan asombrosos que no son fácilmente digeribles por la oficialidad histórica actual. 

Todo ello  requeriría un cambio de paradigma completo de la historia de la humanidad.

Continua

También te podría gustar...

Deja un comentario