La extinción de los dinosaurios

Otros efectos del hollín

El hollín, los sulfatos y el polvo también habrían evitado que el calor del sol llegara a la superficie. Esto bajo bruscamente la temperatura de la Tierra en un momento donde las mismas eran muy cálidas. Esto podría haber dejado a la vida «particularmente vulnerable a un congelamiento profundo del invierno del impacto», según los científicos. El hollín contribuyó de manera decisiva en bajar las temperaturas sobre la tierra en casi 30 grados centígrados. Sobre los océanos la bajó en 13 grados en sólo tres años. Como las partículas permanecieron en la atmósfera, las temperaturas en algunas zonas no volvieron a sus niveles anteriores al impacto durante más de una década. Los sulfatos contribuyeron al descenso de la temperatura en menor grado, pero sus efectos fueron más duraderos, y se mantuvieron durante una docena de años. El polvo tuvo el menor efecto.
La pérdida de luz solar también alteró las precipitaciones. Los típicos patrones de circulación atmosférica a gran escala se habrían roto. Esta pérdida de precipitaciones podría haber tenido un impacto en la vida silvestre del Cretáceo. Esto tambíen significó que hubo menos lluvia para apagar los incendios forestales. A pesar de todo , los cambios en los patrones de circulación significaron que algunas áreas probablemente recibieron más lluvia que en el pasado. Pero el hollín produjo el mayor cambio, amortiguando las lluvias a más de la mitad a corto plazo. Los sulfatos siguieron rápidamente. El polvo bloqueó significativamente la lluvia global, pero su rápida salida de la atmósfera tuvo un efecto menor. Aunque estos 3 elementos contribuyeron a la extinción de gran parte de la flora y fauna de la Tierra, la oscuridad inspirada en el hollín muy probablemente fue decisiva. La falta de luz probablemente jugó el papel más importante en la pérdida de vidas.

También te podría gustar...

Deja un comentario