LA BRUJA DE WOOKEY HOLE

Cuenta la leyenda que una mujer de en Somerset (Inglaterra), conocida como la bruja de Wookey Hole fue plantada por un pretendiente. Desesperada y vengativa, la bruja maldijo a cualquiera que se enamorara. El Abad de Glastonbury envió a un valiente monje a despachar a la bruja . El monje la persiguió a través del desfiladero y dentro de las cuevas. La bruja se escondió en las sombras y cuando el monje se le acercó, ella saltó gritando maldiciones y asaltándolo con hechizos. El monje roció a la bruja con agua del Hacha del Río y ella se convirtió instantáneamente en piedra. Ella permanece en su tumba rocosa en Wookey Hole hasta el día de hoy.

Mas allá de la leyenda.

Herbert Balch, arqueólogo descubrió el esqueleto de una mujer en las cuevas de Wookey Hole desde hace unos mil años. A su lado había restos de huesos de cabra, una daga y una bola de piedra pulida. El descubrimiento del esqueleto y su bola de cristal añadió credibilidad a la tradición local de la bruja de Wookey Hole. La bruja permanece en exhibición en el cercano Museo Wells & Mendip en Wells, Somerset.

La Bruja de Piedra de Wookey Hole

Parece ser que los huesos que Herbert Balch descubrió no son los de la bruja de Wookey Hole, sino los de un pastor de cabras romano-británico. La verdadera bruja fue convertida en piedra y se encontraría en la cueva conocida como la Cocina de la Bruja. La evidencia muestra que la cabaña fue ocupada y renovada hasta mediados del siglo IV. La bruja de piedra es una estalagmita hecha de piedra caliza que se formó cuando los depósitos de piedra caliza, entre otros minerales, gotean de los techos de las cuevas, y crean montículos en el suelo de la cueva.

También te podría gustar...

Deja un comentario