La batería infinita

El gran problema de los utensilios modernos no es otro que la durabilidad de sus baterías. Tanto los smartphones como otros aparatos electrónicos de uso cotidiano, reproductores de música, tabletas, portátiles, gps, etc, necesitan cargarse frecuentemente debido a la corta durabilidad de carga que tienen. Nos hemos acostumbrado a cargar diversas veces al día y cuando nos encontramos sin carga parece que se va a acabar el mundo. Todo ello podría solventarse con la invención de un tipo de batería que podría llegar a ser infinita. La producción de la batería infinita en masa estaría casi a punto.
Ya en 2018 Cotta Forever Battery presentó una batería que decía ser infinita ya que se auto cargaba por ondas de radio, dentro de la frecuencia utilizada por Wifi y otros dispositivos. Era la llamada batería de Ossia. Desde entonces hasta ahora pocas noticias hemos tenido.

Batería infinita para coches.

Los fabricantes de baterías para coches hace años se han lanzado a una carrera sin final hacía una batería que haga de la recarga algo del pasado. Se trataría de baterías que podrían llegar a aguantar hasta 16 años de vida con una media de 2 millones de km. Parece que la empresa que se va a llevar el honor de su creación es el mayor fabricante de baterías del mundo , la empresa china Contemporany Amperex Tecnology (CATL).
El precio de las baterías tampoco sería un problema ya que solo encarecería a las viejas baterías en un 10%.
Lo que ello podría conllevar, además de los beneficios para la ecología, son innumerables. Pensemos en los problemas que se generan cuando un vehículo eléctrico no tiene cerca una fuente de carga. Además podrían llegar a acabarse los puntos de carga si dicha batería se convirtiese en la dominante del mercado automovilístico.
Es por ello que los grandes del mundo del motor eléctrico ya se han lanzado en la misma carrera que CATL.

La competencia puede hacernos un mejor futuro.

Cuando en un futuro veamos la autonomía de las baterías actuales a buen seguro quedaremos sorprendidos. Tesla o General Motors por ejemplo ya se han lanzado a la conquista de baterias mucho más duraderas. Pensemos que las baterías actuales para coches ofrecen autonomías que no van más allá de los 400km .
Se trata de abaratar costos de producción haciéndolo en masa . Es una carrera apasionante donde todos los grandes productores quieren ser independientes y no depender de proveedores eqeu puedan encarecer los precios.

@Ndelmisterio

 

También te podría gustar...

Deja un comentario