Hierbas mágicas: Angélica. - Narradores del Misterio

Hierbas mágicas: Angélica.

Hierbas mágicas: Angélica.

También llamada como Hierba del Espíritu Santo, existe la creencia popular de que fue un regalo del Arcángel Gabriel, por sus numerosas propiedades curativas. Es una hierba nativa del norte de Europa, con vistosas inflorescencias en verano. Los tallos pueden cocinar y se puede utilizar su aceite esencial para la comida.

Cuenta la leyenda, que sus virtudes curativas fueron mostradas a los hombres por un ángel, ya que el Arcángel Rafael fue quien le mostró a un campesino el poder curativo de la hierba Angélica. En la antigüedad se utilizó para disipar delirios y protegerse de la peste. Matthaeus Sylvaticus ya nombraba sus múltiples beneficios en el siglo XIV.

En el año 1588 Tabemae Montanus, citaba sus virtudes y cualidades, además de considerar tanto la planta como la raíz, un regalo del Espíritu Santo o de los ángeles a los seres humanos. La llamaba ‘La raíz contra el envenenamiento, recomendaba su uso en caso de beber o ingerir veneno, también funcionaba para el aire pestilente de los hospitales.

Uso

  • Como incienso, se utiliza como protección y en exorcismos.
  • La raíz, llevándola en una bolsa se puede ser un talismán protector.
  • En el baño, añadiéndola se eliminan hexágonos.
  • Fumar sus hojas pueden causar visiones.
  • Protege, creando una barrera contra la energía negativa, cambiándola por positiva.
  • Elimina maldiciones y hechizos.
  • Mejora el aura.
  • Alivia el dolor de cabeza.
  • Es diurético, beneficioso para el estómago y la digestión.
  • Alivia la acumulación de flemas, causadas por asma o bronquitis.

Para la indigestión, puedes hacer una infusión con la raíz, a fuego medio durante cinco minutos, puedes tomar una taza. Esta infusión también te puede ayudar a aumentar el calor corporal, para tratar algún resfriado o para problemas artríticos o reumáticos, puedes tomar entre media a una taza.

Si mezclas cinco gotas de aceite esencial con quince mililitros de aceite almendras, frotándolo en el pecho puede ser de gran ayuda en la bronquitis, tos o puedes utilizarlo para masajear articulaciones artrítricas.

Su uso debe realizarse con mucha precaución, ya que en grandes dosis puede afectar a la presión arterial, la respiración y el corazón. Se debe evitar la exposición al sol ya que es fototóxica. Evitar su consumo en caso de padecer diabetes, salvo recomendación médica. Evitar durante el embarazo, ya que puede ocasionar aborto involuntario.

Una hierba que puede ser de mucha utilidad, con precaución, siempre hay que tener en cuenta los casos y efectos adversos.

Redacción NDM

 

También te podría gustar...

Deja un comentario