FLYING V – EL FUTURO CASI PRESENTE

El Flying V es un prototipo de la compañia aérea KLM. Fue promocionado en los comunicados de prensa como «revolucionario», es lo que se conoce como un cuerpo de ala combinada, o BWB, avión.

Menos combustible, más sostenible.

Un diseño sin ala distinta y una estructura de cuerpo como el avión más convencional. La forma reduce la resistencia, lo que significa que el avión necesita menos combustible para operar. Se dice que el Flying V consumirá un 20% menos de combustible que un avión tradicional de tamaño similar. «Estas son estimaciones, todavía tenemos de 5 a 10 años de investigación antes de poder probar un avión a gran escala» según Dr. Roelof Vos, investigador principal del proyecto Flying V.

El diseño del Flying V no fue inventado por Vos .Fue idea de un estudiante de la Universidad Técnica de Berlín, Justus Benad, trabajando en su proyecto de tesis en el fabricante de aviones Airbus. Probó un modelo a escala en 2014, y Airbus patentó el diseño pero no avanzó más en el proyecto. Vos vio el concepto en un artículo de noticias en 2015 y se preguntó si los cálculos de Benad eran precisos.

Ya utilizado en el mundo militar.

flying vLa familia Blackbird de Lockheed (A-12, YF-12 y SR-71), que voló por primera vez en 1962, tenía un diseño de ala combinada. Pero era un avión de reconocimiento Mach 3, no un avión de pasajeros civil. De hecho, todos los demás aviones de cuerpo de ala cominada actuales se han utilizado en capacidad militar, como los bombarderos Northrop Grumman B-2 o B-21 .

En el diseño Flying V, los pasajeros se sientan en las «alas» del avión, lo que significa que experimentarían fuerzas g significativamente más altas.

Si el Flying V se convierte en un avión de pasajeros, cambiaría más que la ubicación del equipaje. De hecho, todo el interior necesitaría un rediseño.

Una nueva distribución.

Están trabajando en soluciones para la distribución de los pasajeros en el interior. Se habla incluso de los asientos de banco como los que se ven comúnmente en los trenes e incluso las camas. «La colocación es posible debido a la forma interior del Flying V»

El ala es un óvalo, pero durante el vuelo, la presión lo obligaría a contorsionarse en un círculo. Para combatir esto, el Flying V necesitará un marco de forma rectangular en el interior para mantenerlo en su lugar. 

Problema con aterrizaje.

El problema con el Flying V es que se desliza demasiado. En el diseño actual, las alas no tienen solapas y, por lo tanto, crear un arrastre suficiente para ralentizar el avión lo suficiente como para aterrizar es un problema.

El Flying V necesitará despegar y aterrizar en un ángulo de 20 grados, lo que será un gran ajuste para pasajeros y pilotos. Normalmente, la mayoría de los aviones de pasajeros despegan y aterrizan en un ángulo de 2 a 3 grados, e incluso el ángulo máximo de ataque (por ejemplo) de un Boeing 747 es de solo 10 grados.

Se presenta como un avión más ecológico. Una reducción del 20% en el uso de combustible es una mejora. El Flying V es solo una parte de la solución para el cambio climático», dice Vos

También te podría gustar...

Deja un comentario