El tanatorio de Ceuta

FENÓMENOS EXTRAÑOS EN EL TANATORIO DE CEUTA

Tanto Encarni como Gema no se imaginaban lo que iban a vivir aquella noche… En la madrugada del 9 al 10 de noviembre del 2002 sobre las 3 de la madrugada estas dos vigilantes se encontraban en el tanatorio haciendo su ronda. La noche era tranquila no había ningún velatorio. Al estar dos  personas vigilando la noche era más llevadera entre charlas y rondas. Se encontraban las dos vigilantes descansando de la última ronda.

14

Ubicado en la Carretera San Amaro, 22

Sonidos extraños

Una de ellas escucho algo extraño, estuvo atenta por si escuchaba de nuevo ese sonido pero no se repitió y no le dio más importancia.

Pero ese sonido volvió  y las dos chicas se levantaron al escucharlo. Estuvieron atentas y consiguieron oir el lamento desconsolado de una mujer. Lo primero que hicieron fue salir afuera pensando que esos lamentos eran de una mujer que podría haber sido atracada, herida o que hubiera sufrido un accidente; pero la calle estaba en completo silencio y desierta, no había nadie.

Gritos

Aún así decidieron dar una vuelta por si las moscas, no había ni rastro. Volvieron al interior del tanatorio y cual fue la sorpresa que se llevaron, los gritos empezaron otra vez. Venían de dentro del tanatorio, lo más escalofriante era que los lamentos retumbaban por todo el edificio y no conseguían ubicarlos en una sola zona del tanatorio y algo más, también se escuchaban voces de fondo como si fueran familiares asistiendo a un velatorio.

El velatorio.

Relatos terror: Contacto telefonico

Encarni y Gema decidieron hacer una ronda por todo el tanatorio y recorrieron sala por sala de la planta baja. Subieron a la segunda planta donde solo se encuentra un pasillo redondo y las oficinas que estaban cerradas con llave. Las chicas decidieron llamar a la policía, se sentían un poco nerviosas y asustadas,  y sobre las 4 de la madrugada se personaron 4  agentes en el tanatorio.

La policía testigo de los hechos.

Ellos también fueron testigo de los lamentos y estaban de acuerdo con las dos vigilantes que eran de mujer. Los lamentos procedían de la planta de arriba pero cuando los agentes estaban en ella los lamentos  se escuchaban en la planta de abajo. Tuvieron que hacer dos grupos de dos agentes para confirmar que los lamentos provenían de todos los rincones del tanatorio. Se descartó que fuera una broma de muy mal gusto o algún tipo de grabación.

Sigue

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: