El origen de San Valentín

El origen de San Valentín

El 14 de febrero, los enamorados de medio mundo pasean su amor allá por donde andaban, calles, bares y restaurantes se llenaban de besos acompañados de vino y  rosas.  San Valentín es la fiesta de los enamorados por excelencia. La fiesta en honor a ese santo del catolicismo cuya historia posiblemente tenga más de leyenda que de historia. Supongo que ya todo sabréis, algunos opinan que el origen de la celebración del 14 de Febrero nace en la denominada Leyenda de San Valentín.

Un poco de historia

Corría el siglo III y sobre el imperio romano gobernaba Marcus Aurelius Valerius Claudius Augustus, Claudio II.

Era una época en la que aquellos primeros cristianos eran perseguidos y castigados con la pena de muerte a menos que renunciaran a su fe. Sin embargo esta no era la única causa por la que el emperador castigaba con pena de muerte a sus súbditos.

Había otras medidas cuanto menos curiosas. La ley prohibía  a los soldados a contraer matrimonio. Dos eran las razones que se esgrimían. De una parte el celibato se suponía aumentaba el poder de los guerreros. Por otra,  Roma y su emperador requerían luchadores plenamente dedicados a su causa. Depender de mujeres e hijos no era compatible con la causa.

Valentín desafiaba la Ley

Valentín era un joven sacerdote de la cada vez más arraigada fe cristiana. Cuentan que al caer la noche, amparándose en las sombras, procesiones de enamorados se escapaban junto al sacerdote hacía las colinas. Allí, los soldados más osados junto con sus amadas, celebraban en presencia de Valentín su compromiso de amor. Este bendecía la unión de la pareja.

Sigue

También te podría gustar...

Deja un comentario