El médico amenazado por los hombres de negro

El médico amenazado por los hombres de negro.

En el año 1952, el Dr. Albert K. Bender quien era un apasionado por los temas de ciencia ficción y terror y quien fuera el fundador de IFSB – International Flying Saucers Bureau, la oficina Internacional de Platillos Voladores, en la que tanto él como los otros miembros publicaban sus investigaciones sobre el fenómeno Ovni. En el año 1953, ya contaba con más de 1.500 afiliados.

Space Review

Durante octubre de 1953, el Dr. Albert K. Bender anunció en su revista que una fuente fiable le había proporcionado información importante, la cual sería clave para descubrir la verdad, sobre el tema que más le apasionada, el fenómeno Ovni. Lo hizo bajo el título ‘Anuncio importante’, la publicación rezaba lo siguiente:

‘El misterio de los Ovni ha dejado de existir. La verdad ya es conocida por algunos, pero está prohibida su publicación por poderes superiores. Nos hubiera encantado poder presentarles la historia completa en Space Review, pero se nos aconsejó no hacerlo. Sentimos mucho no poder hacerlo y les recomendamos a quienes participan en trabajos sobre Ovnis que tengan mucho cuidado.’

Los Hombres de Negro

En el año 1955, el Dr. Albert K. Bender llevaba tiempo investigando el fenómeno Ovni. Esta investigación, había dado sus frutos, así que preparó un documento en el que demostraba que el gobierno de los Estados Unidos había ocultado pruebas de Ovnis. Dicho documento planeaba publicarlo en la revista Space Review. Pero entonces recibió una visita inesperada que lo cambiaría todo.

Bender disolvió de manera abrupta la organización, además de suspender la publicación de la revista Space Review. Los afiliados a la organización no entendían nada, Bender les dijo que no podía continuar escribiendo sobre Ovnis, ya que había recibido ‘órdenes de poderes superiores’. Tiempo después, dio una entrevista a un periódico local, al que Bender le reveló el verdadero motivo de sus actuaciones.

En su entrevista dijo que recibió la visita de tres hombres vestidos con trajes negros, quienes se identificaron como agentes del gobierno, aunque inmediatamente negó esto último. Estos hombres le aconsejaron abandonar sus investigaciones y cualquier tipo de publicación sobre el fenómeno Ovni, además de amenazarlo de muerte. Al entrevistador le dio la impresión, de que Bender había pasado varios días sin comer.

Quienes conocieron a Bender, afirmaron que cambió drásticamente después del encuentro con los hombres de negro. Los trabajos que realizó posteriormente, eran dubitativos, ilegibles y carecían de emoción, daban la sensación de ansiedad y terror.

Siguió fingiendo que recibía misteriosas llamadas telefónicas, en las que nadie estaba al otro lado del hilo telefónico y así continuó hasta que murió en el año 2002.

Redacción NDM

También te podría gustar...

Deja un comentario