El hombre que vino del pasado

Los viajeros en el tiempo se han convertido en los últimos años un fenómeno que ha dado mucho que hablar. Hoy os hablaremos de un hombre que afirma llegar del pasado. Sucedió concretamente del 23 de abril de 2006.Nos referimos al hombre que vino del pasado.

Suceso

Como dijimos anteriormente el 23 de abril del año 2006 en Kiev (Ucrania) transeúntes de la ciudad reportan un extraño hombre un tanto desorientado y sorprendido a la vez. En principio pensaron que se trataba de un
turista perdido pero cuando la policía local se le acerco auxiliarlo se dieron cuenta de algo aún más extraño.
Aquel misterioso hombre estaba en búsqueda de una calle que parece entonces ya no existía en ese momento. Los dos policías se voltearon a ver sorprendidos le solicitaron que presentara su identificación personal. El
hombre mostró documentos oficiales de la época de la unión soviética. Hablamos de poco más de medio siglo de antigüedad.
Su nombre era Sergey Panamaneko.  Los policías lo trataron de loco y fue llevado a una clínica para que fuera atendido por un psiquiatra.

Paso por psiquiatría.

Al llegar a la clínica testigos afirman que aquel hombre parecía estar totalmente desconcertado y nervioso. El psicólogo en pantalla determinó que lo que estaba observando no era más que un sujeto con el síntoma
de una desorientación en el tiempo. Muchas personas en el mundo padecían de esta enfermedad. Un trastorno mental que entra como defensa de nuestro cerebro en aquellas personas que han sufrido traumas psicológicos
severos centrándose en recuerdos del pasado.
El protagonista de nuestra historia dijo que lo último que recordaba era el 23 de abril de 1958 y que había nacido en la ciudad de Kiev el 16 de junio de 1932. Rápidamente el psicólogo le pregunto su edad y Sergey le dijo 25. años.
Lo último que hizo antes de aparecer en 2006 fue salir a dar un paseo por la ciudad con su cámara de fotos. Recordó haber visto un objeto en el cielo con forma de campana. Dijo haber hecho fotos del objeto.

Revelar las fotos

Decidieron revelar las fotos. Pero había un problema. Las técnicas para revelar particularmente las fotos de este tipo de cámaras antiguas era totalmente diferente a las técnicas actuales. Por ello tuvieron que contactar a un especialista Badín Poizner que se mostró un tanto sorprendido al ver aquel tipo de rollo de cinta de 36 fotos. Se había dejado de fabricar en los años setenta y no podía explicarse cómo era posible de que ese tipo de rollo pudiera conservarse tanto tiempo en tan buen estado sabiendo que este tipo de cinta no puede perdurar por más de dos décadas.
Poizner logró revelar cada una de las fotos algunas de ellas se trataban de ilustraciones de la ciudad de Kiev en los años cincuenta. Otra fotografía reveló una mujer de unos 25 años de edad. La próxima foto aparece
Sergey Panamarenko con la misma vestimenta.

Fotografía asombrosa

La fotografía que causó más asombro es justo la que hemos puesto en la portada de este artículo. Se trata de la fotografía en la que justo en la esquina superior derecha se observa un extraño objeto volador tal y
como aquel misterioso objeto que Panamarenko describió.
Nuestro protagonista le pregunto al psiquiatra si creía que estaba loco a lo que este le respondió que no lo consideraba loco pero necesitaba resolver algunas dudas para lo que necesitaba la ayuda de Sergey.  Este último quería volver a casa, a su tiempo.
El psiquiatra le preguntó especialmente por la foto del objeto volador a lo que Sergey dijo que ese era el objeto que corroboraba lo último que vio antes de trasladarse a 2006. Al tomar la foto , bajo la cámara y apareció en el año 2006.

Desaparición de Sergey

Esas fueron las últimas palabras que Panamarenko hablo con el psicólogo. Después de esto se dirigió a su cuarto donde permanecería como paciente hasta poder ser dado de alta. Las cámaras de vigilancia captaron justo
cuando él ingresó a su cuarto del que ningún momento se le vio salir . Jamás se le volvió a ver. un hecho muy extraño puesto que la única salida de la clínica siempre estaba vigilada por la cámara y dentro del cuarto a pesar de que se encontraba una ventana ésta contaba con rejas en su parte exterior.
Las investigaciones comenzaron y en efecto encontraron que la época de la Unión Soviética (URSS) existía una persona con ese nombre, Sergey Panamarenko , declarado desaparecido en los años sesenta. Además
se descubrió que la fotografía de la mujer se trataba de Valentina Kulik, quien vivia en Ucrania y a la que se le cuestionó si conocía al hombre de la foto.

Sorpresa final.

Resultó que Valentina era la novia de Sergey Panamarenko. Esta comenzó a mostrar más fotos de cuando ella era joven al lado de Sergey al mismo tiempo que le contaba a la policía que tras la desaparición de
su novio todos creían que había muerto. Después de que la policía le contó todo lo sucedido en aquella clínica ella simplemente se mantuvo en silencio y nopudo contener el llanto.
¿Qué opinas de la historia del El hombre que vino del pasado? ¿Crees en los vórtices espacio-temporales? ¿Y en los ovnis?
RedaccionNdM

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: