El fenómeno extraterrestre. Soberanía y Ovnis

Soberanía y Ovnis

Alexander Wendt, politólogo alemán de 41 años, es hijo de John E. Mack, que junto a figuras de la categoría de Carl Sagan obtuvo el Premio Nobel de la Paz. El premio les fue dado el año 1985, por su contribución a la  Asociación Internacional de Médicos para la prevención de la guerra nuclear, soberanía y Ovnis. de Alexander Wendt pretende ser una contribución a la explicación del fenómeno extraterrestre.

El padre de Alexander Wendt, tenía muy claro el tema extraterrestre e hizo dos contribuciones fundamentales en tal sentido. En el año 1994, publico un libro sobre la Abducción y en 1999 publica «pasaporte al cosmos» como segunda parte de su libro publicado 5 años antes sobre la Abducción.

Soberanía y Ovnis.

En una entrevista hecha por el Confidencial, el profesor alemán quiere dejarnos claros los conceptos de su trabajo.

El año 2005, se publica el que es considerado uno de los artículos más leídos de la revista académica «Political Theory» llamado «Soberanía y ovnis»

Según ha planteado Wendt, la existencia extraterrestre es algo más que evidente. Supone a su vez una amenaza para la autoridad de los estados. Que existan objetos voladores que no se pueden controlar sobrevolando el espacio aéreo convierte lo que es algo científico en una cuestión política.

No se trata de dar el rango extraterrestre o razas extraterrestres, annunakis, pleyadianos, etc. Se trata de buscar explicación a algo que esta sucediendo. No se trata de hacer ciencia ficción , según el politólogo alemán.

El miedo como principal tabú.

Según considera el profesor alemán, lo que hace que no se investigue más sobre el tema y que para los políticos sea un tema, digámoslo así de segundo orden, es el miedo que podría entrañar encontrar respuestas o no encontrarlas. Se trata de rebajar la preocupación de la gente.

De todas maneras, aportaciones como las de la marina desclasificando expedientes Ovni, esto ocasiona que los escépticos traten el tema como ciencia ficción, pero llegará un momento que será inevitable que la realidad salga a la luz, sostiene Wendt. La preocupación por la propia seguridad, por parte de muchos políticos, esta haciendo que se comience a tomar consciencia del tema.

Hoy en día, muchos científicos aún no se atreven a dar su opinión real porque sería el final de sus carreras, apunta. La ciencia aún no puede tocar el tema, porque sería acusada de dejarse llevar por temas que no son considerados serios, prosigue el profesor.

Además el estado moderno, no esta preparado aún, para hacer a que se descubra la existencia de vida inteligente en otros planetas. Piensan que sería un problema existencial para la humanidad y para los gobiernos, así nadie quiere abordarlo.

Y tu, Qué opinas?

@Ndelmisterio

 

También te podría gustar...

Deja un comentario