El extraño caso Ovni de Armando Valdés

El extraño caso Ovni de Armando Valdés, los hechos ocurrieron el 25 de abril de 1977, en Pampa Lluscuma, en la región montañosa de los Andes, cerca del pueblo de Putre. Cuando eran aproximadamente las 4:15 am. Cuando una patrulla de seis hombres, liderada por el cabo Armando Valdés, estaban sentados alrededor de una fogata en donde charlaban para tratar de mantenerse despiertos.

El avistamiento.

El soldado Rosales, estaba haciendo guardia nocturna, de repente vio en el cielo dos luces violeta brillantes, las cuales descendieron e iluminaban el área donde descendían. Inmediatamente fue a alertar al resto de la patrulla que estaba alrededor de la fogata, una de las luces había descendido cerca de las estribaciones de la cordillera de los Andes y la otra había descendido a poco más de 450 metros.

La patrulla al completo, se puso de pie y ponían atención a la dirección que les señalaba el soldado Rosales. Entonces todos pudieron ver dos destellos violetas, pudieron distinguir dos objetos de forma ovalada. Un objeto se movía a una distancia bastante alejada de ellos y el otro objeto estaba a muy corta distancia, de pronto comenzó a iluminar la zona frente a ellos. El cabo Armando Valdés, dio la orden a sus hombres de que apagaran el fuego, tomaran sus armas y se mantuvieran preparados.

Mientras la luz violeta se acercaba a ellos, comenzaron a distinguir una luz roja en cada extremo del resplandor violeta. Esta luz no emitía sonido alguno, el silencio en el lugar era casi audible. Los hombres comenzaron a inspeccionar la zona, aunque el terror comenzó a apoderarse de ellos. El cabo, decidió acercarse al misterioso objeto él solo, comenzó a exigirle que se identificara, pero seguía avanzando rápidamente. De pronto misteriosamente el cabo desapareció.

La reaparición y un mensaje.

Los soldados estaban asustados, no entendían lo que acababa de ocurrir. Quince minutos más tarde el cabo Armando Valdés simplemente reapareció frente a ellos, se alarmaron al verlo tropezar e incapaz de mantenerse en pie, de pronto dijo: ‘No sabes quienes somos ni de donde venimos, pero nos volveremos a ver pronto’, después se desvaneció. Los hombres se apresuraron a ayudarlo.

Continua

También te podría gustar...

Deja un comentario