Cinco curiosidades del Imperio Romano

 

cinco-curiosidades-del-imperio-romano-narradoresdelmisterio.net

Cinco curiosidades del Imperio Romano

Roma fue, prácticamente, la cultura que sentó las bases para las sociedades occidentales en donde vivimos en la actualidad. Sin embargo, hay datos, leyendas y rumores sobre el Imperio Romano y sus costumbres que poco se han difundido en el presente.

Curiosidades que forman parte de su gastronomía, sus hábitos domésticos, su arquitectura, sus gobernantes y más aspectos de su itinerario.

Los emperadores siempre llevaban consigo a sus gastrónomos

Los emperadores solían encariñarse con aquellos músicos, poetas, médicos, etc., que les ofrecieran lo mejor de sus servicios. Y, por supuesto, los gastrónomos no eran la excepción, ya que los llevaban consigo en todos sus viajes.

Era el caso de los pistor dulciarius, cocineros especialistas en postres y otras golosinas. Ellos solían acompañar al emperador por sus distintas excursiones no solo para prepararles sus platillos preferidos, sino también para estudiar los secretos culinarios de otras comunidades.

La vajilla de los romanos era una posesión preciada

No solo los gobernantes del imperio protegían los objetos familiares heredados, pues también el pueblo romano cuidaba demasiado ciertas posesiones. Así, la vajilla (vasa escaria) que tenían los romanos en casa no era únicamente parte del ajuar doméstico, ya que constituía una propiedad distintiva de cada familia.

“Las vajillas romanas solían fabricarse con madera y arcilla, además de usarse la plata y la cerámica con barniz negro”, explica Lorena Rossi, redactora de Utileincasa.it. Actualmente, la tradición ceramista de lugares como Florencia hace perdurar los diseños de dichas vajillas, con total respeto a los antiguos modelos del Imperio.

El Imperio Romano era gobernado por adolescentes

Pocas veces se repara en las edades que los emperadores tenían cuando ascendieron al poder. Si se hace un rápido análisis de este tema, se descubrirá que era común que el Imperio estuviese bajo las órdenes de adolescentes.

Se destaca entre los ejemplos al tiránico Nerón, quien comenzó su gobierno con 16 años. Alejandro Severo, por su parte, contaba con 14 años cuando fue proclamado emperador. Y Publius Septimus Geta solo tenía 20 años cuando inició sus actividades como máximo líder romano.

La arquitectura imperial era casi indestructible

Los emperadores sabían que la calidad de sus obras era crucial para engrandecer su reputación. Por ello, las construcciones que se hacían durante su mandato eran superlativas.

Como prueba está el Panteón construido entre los años 118 y 125. El emperador Adriano hizo algunas modificaciones durante su gestión, pero no alteró la cúpula. Eso quiere decir que es la cúpula de hormigón no reforzada más grande del mundo. Y, en efecto, la más duradera.

No existe la denominación oficial ‘Coliseo Romano’

Lo que erróneamente hoy se conoce como el Coliseo Romano tiene el verdadero nombre de Anfiteatro Flavio, dedicado a la dinastía del emperador Vespasiano.

El apodo de ‘Coliseo’ se debió a que cerca de esta construcción estaba una gigantesca estatua de bronce llamada el Coloso de Nerón.

RedaccionNDM

También te podría gustar...

Deja un comentario