Wymering Manor, la mansión de los 18 espíritus

Amigos de Errantia, seguimos viajando por tierras británicas para conocer la otra mansión que compite con la Rectoría de Borley por convertirse en la casa más encantada de Reino Unido, más concretamente hoy conoceremos Wymering Manor. Hacemos la maleta para viajar desde Essex, donde se encontraba la vieja Rectoría hasta Portsmouth a unos 210 km de distancia, donde nos encontramos con Wymering Manor otro lugar donde seguramente no nos quedemos indiferentes ya que al igual que en la rectoría pasan cosas muy extrañas aunque con cierto paralelismo.

Lo primero que tenemos que decir sobre este sitio es que se trata del edificio más antiguo de la ciudad de Portsmouth ya que su construcción data del siglo XVI aunque siglos atrás se ha descubierto que también hubo algo construido. Los primeros que se asentaron aquí fueron los romanos que construyeron un campamento para defender Porchester Castle.

casa
La casa  fue renovada durante muchos años hasta que en el siglo XVI se construyó la mayor parte de lo que se conserva actualmente, eso si algunas partes todavía pertenecen a la construcción romana y medieval. La casa pasó por muchos propietarios hasta que en 1750 los Bigg Whiters que permanecieron en la casa hasta 1768. Seis años después el vicario de Wymering, el reverendo Charles compró la casa donde solo permaneció durante unos años.La primera casa se construyó en el año 1042 aprovechando parte de la estructura de los romanos. Su primer propietario fue el Rey Eduardo “El Confesor”. Tras la batalla de Hastings la casa cayó en manos del rey Guillermo “El Conquistador”.

 

Los primeros fenómenos paranormales no surgieron hasta principios del siglo XX, más concretamente en 1917, cuando el propietario de la vivienda el Señor Thomas Parr pudo observar a los pies de su cama el espíritu de su prima que había fallecido ese mismo año. El ente vestía un vestido largo y violeta. Este fantasma se le apareció a Parr para anunciarle la muerte de su tía Em y efectivamente como había aventurado el espíritu al día siguiente Thomas recibió un telegrama diciéndole que la mujer había fallecido.

Otro fenómeno que vivió Thomas Parr fue en el salón azul de la casa donde siempre hospedaba a sus invitados. Un día una  pariente de Parr que permaneció en esta habitación, pudo observar una mañana, como la puerta que ella había cerrado con llave la noche anterior para evitar a los ladrones, aparecía abierta y sin llave. Este fenómeno sirvió para que el Sr. Parr decidiera vender la casa.

Wymering Manor permaneció deshabitada durante algún tiempo hasta que el Sr. Metcalf compró la vivienda. Este aseguró en varias ocasiones haber escuchado un coro de monjas cantando, pero nunca llegó a ver nada en absoluto. El mismo dueño aseguró haber notado en algunas ocasiones, una mano sobre su hombro en la habitación de los paneles,  donde surgen la mayoría de los fenómenos extraños. Al igual que Metcalf, otras personas que han estado en esta sala han sentido cosas raras que les impulsaban a salir corriendo del lugar.  Metcalf  murió en 1958 sin que nadie creyera nunca sus historias.

Pero sigamos hablando de otros fenómenos que ocurren en este lugar. Encima de la sala de los paneles existe un pequeño ático, que se une a la sala con una escalera de caracol, en la cual muchas personas aseguran haber visto a una monja con las manos llenas de sangre que miraba desde la parte superior hacia abajo.

La leyenda más importante de este sitio es la de Roddy Reckless. Esta historia cuenta que un día durante la edad media una pareja de recién casados llegó a la casa y cuando el marido abandonó la casa para ir de viaje un chico llamado Sir Roddick de Portchester fue a la casa para intentar seducir a la joven que se había quedado sola. En una de sus escapadas los amantes fueron descubiertos por el marido y este asesinó a Sir Roddick tras perseguirle. Desde entonces según cuenta la leyenda cada vez que una joven pareja llega  a la casa se dice que pueden escucharse los trotes de los caballos. El señor Metcalf del que ya hemos hablado también aseguró haber escuchado a los caballos fantasmales. A parte de todos estos fenómenos muchos han asegurado haber visto objetos moviéndose solos.

Otro fantasma que puede habitar este lugar es el de Sir Francis Austen que fue mayordomo de las iglesias  de San Pedro y San Pablo y que se encuentra enterrado a pocos metros de Wymering Manor.

A parte de todas estas historias muchos grupos de investigaciones paranormales de Gran Bretaña han asegurado haberse topado con niños fantasmales en los pisos superiores así como extrañas psicofonías, apariciones y extrañas orbes. En este sitio como en la mayoría de los lugares supuestamente encantados también se han registrado cambios bruscos de temperatura sin ninguna explicación aparente. Otros grupos también han afirmado haberse topado con animales fantasmales tales como un gato negro o un perro terrier escocés.

En total según el Hampshire Ghost Club existen un total de dieciocho fantasmas en Wymering Manor. Este mismo grupo asegura haber escuchado la música de un piano donde no existe ninguno.

 

Con esto cerramos por el momento las puertas de Wymering Manor, aunque estamos seguros de que algún día, no muy  lejano volveremos aquí para desentrañar nuevos misterios. Ahora os hacemos una pregunta a todos, ¿La rectoría de Borley o Wymering Manor? Ya conocéis ambas historias ¿Cuál creéis que es el lugar más encantado de Inglaterra? Esperamos vuestras respuestas en nuestra página de facebook Errantia o en nuestro correo electrónico errantiainvesparanormal@gmail.com .

Víctor H.S.

Publicado por Errantia investigación paranormal 

También te podría gustar...