UMMO. El mayor fraude Ovni de la historia.

Ummo sería el nombre de un exoplaneta del que hipotéticamente procedería la civilización ummita que habría contactado con personas de la Tierra. La información llegó en forma de documentos y cartas, sellados con el símbolo que alcanzaría fama mundial, enviados a grupos de personas creyentes en el fenómeno ovni y que gozó de cierta popularidad en España y Francia en los años 60 y 70.

ummo

Corría el años de 1966. Los avistamientos de Aluche, Valderas, Cubellas, Cunit  y diferentes poblaciones de Galicia provocaron que el fenómeno Ovni alcanzará cierta popularidad en España, y el ufólogo  y contactado Fernando Sesma comenzó a divulgar través de conferencias públicas, artículos en la revista Diez Minutos, o incluso en el Nodo, todo lo relacionado con los informes ummitas.

Según las cartas recibidas, estos seres afirmaban venir del planeta UMMO, un planeta en órbita alrededor de la estrella enana roja Wolf 424 (situada en la constelación Virgo) y se autodenominaban OEMII (hombres de Ummo) en su propia lengua. Ellos mismos aclaraban en sus cartas los equivalentes fonéticos en su idioma de cuanta palabra les parecía necesario. Así, relataban en sus informes cómo habían llegado a la Tierra un 28 de marzo de 1950 aterrizando muy cerca de La Javie en los Bajos Alpes franceses. Allí contactaron con los primeros humanos, disfrazados para que no los reconociesen y comenzaron a investigar el planeta: costumbres, cultura, lenguaje, etc. Tiempo después empezarían las famosas cartas a diferentes personas a través de todo el mundo donde contaban diferentes aspectos científicos de su planeta, su tecnología y su sociedad.

El fenómeno se inició en el curso de la tertulia en un café-tertulia de Madrid llamado la ballena alegre, promovido por Ricardo Sesma, y que en esa época gozaba de la  asistencia de nombres  reconocidos en el campo de las paraciencias como Enrique de Vicente. Sin embargo, fue otro contactado,  José Luis Jordán Peña quien siendo, según él,  testigo de los avistamientos promovió el debate en torno a los informes y cartas de los ummitas que empezaron a llegar a personalidades españolas de diferentes ámbitos.

El investigador español Juan José Benítez aseguró en una entrevista que le realizaron en México que cree que el fenómeno Ummo fue real: “Yo creo que hay una parte del fenómeno Ummo que podría ser cierta, es decir, algún tipo de civilización que no sabemos, no conocemos, se pone en contacto con una serie de personas en los años sesenta, transmiten una serie de conocimientos científicos y se dejan ver con unas naves que tienen en la parte inferior, en la panza, un símbolo, una especie de H que según ellos simbolizaría su mundo, ahí luego se mezcla eso con la realidad de algunas personas que tratan de manipular el fenómeno, que crean informes falsos, que crean cartas falsas y entonces todo se oscurece, pero el fenómeno yo creo que fue real o es real.”

En Argentina se llegó a construir un “hospital” integrado por médicos alternativos, basado en la supuesta medicina ummita. Rafael Farriols organizaba en Junio de 1971, en el Hotel Osauna de Barajas, el Primer Simposio UMMO en España; tres días de conferencias, coloquios y debates con la participación de numerosos investigadores, durante los cuales -y a lo largo de 30 horas, un locutor profesional leía a la audiencia todos los informes ummitas que se poseían. Dos años después, en mayo de 1973, el mismo Farriols organizaba en el Hotel Ritz de Barcelona, el segundo congreso sobre el mismo tema. Más tarde se organizaría un tercer congreso en Alicante, con aún mayor repercusión internacional. En Europa, Japón, Canadá, surgían clubs de fans sobre el fenómeno Ummo.

Incluso Paul Naschy famoso director,  productor y guionista del subgenero de terror hispanico de serie B de la época, que no tenía nada que envidiar a otros directores de culto estuvo preparando un guion inspirado en el tema.

Sin embargo, otros investigadores como Javier Ruz o Manuel Carballal han hablado directamente de una operación de los servicios secretos o un experimento sobre los límites del control mental. En aquella época las reuniones en la ballena alegre llegaron a terminar con todos sus miembros entre rejas  a manos de la denominada Brigada Politico Social de la época. Según afirma Jordán Peña contó con la ayuda de servicios secretos extranjeros, aunque dada la confianza que inspira dicho sujeto es más que probable que los servicios secretos españoles como el CESID en su momento estuvieran involucrados según informan fuentes anónimas de este. Recordar que muy vinculado al  tema Ummo se creó una  psicosis contactista que en muchos casos tuvo un final desgraciado como el de los suicidios de Terrassa. Es más, años más tarde, cuando el propio Jordán se declararía culpable de haber fabricado todas las pruebas que daban verosimilitud al caso, afirmó de que en realidad se trataba de un experimento sociológico.

En los inicios de los años 90 Jordán confesó ante la policía los detalles del fraude que llevó a cabo por casi 30 años.

“UMMO evoca a Humo. Elegí al azar la estrella Wolf 424 ya que mi objetivo real no era desarrollar un mundo extraplanetario creíble. Redactaba los informes los sábados y domingos por la tarde, y aprovechaba mis viajes al extranjero para enviar desde allí las cartas. Para las fotografías utilizamos la maqueta colgada de un hilo de nailon muy delgado. Usamos una velocidad muy rápida 1/1000 para que el platillo y el fondo de la foto saliesen igual de enfocados, y el platillo pareciese más grande. Llegué a entrevistar personas que decían haber visto el platillo, pero que no recibían mi remuneración.  Empecé a indignarme al ver que la secta Edelweiss marcaba a fuego con mi símbolo a niños. Y luego recibí una invitación anónima desde Cuba, para asistir a no sé qué reunión ummita en casa de Joaquín Farriols, así que decidí cortar el experimento que llevaba haciendo 25 años. Estoy arrepentido de haber creado un experimento inmoral que se ha vuelto contra mí.”

ummo1

La creación de  Jordán se  escapó de su control y era usado como ingrediente por la secta Edelweiss para su propio culto, hecho que no debería de resultar extraño ya que el mismo Jordán fundó dos sectas de estilo oriental, con toques sadomasoquistas, que aprovechó el tirón para su propio beneficio sexual.

Probablemente Ummo sea el mayor fraude en la historia de la ufología, pero no el único, y sin embargo, muchos a día de hoy siguen creyendo en que Ummo fue algo más que una invención.

Fran González

 TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...