TUNGUSKA.

El 30 de junio de 1908, un objeto desplazándose sobre la parte central de Siberia, a unos siete kilómetros por segundo, calentó el aire circundante a 16,6 millones grados Celsius. Apareció como una enorme bola de fuego casi tan brillante como el Sol que pasó a través del cielo. A las 7:17 hora local, explotó con un gran destello a una altitud de unos 8 Km. La explosión de una potencia similar a la de 50 bombas atómicas, mató a miles de renos, rompió cristales que se encontraban a 400 kilometros de distancia, y destruyó 80 millones de árboles del bosque de coníferas de Tunguska.  Afortunadamente, la zona estaba totalmente despoblada y, a menos que se sepa, no hubieron víctimas humanas. El observatorio Monte Wilson de los Estados Unidos llegó a informar de que la explosión causó una disminución en la transparencia atmosférica que duró meses.

 tunguska1

Los primeros testimonios de los testigos oculares se comenzaron a recoger en 1959, si, no me he equivocado, cincuenta y un años después. Y fue en 1966 cuando los primeros informes comenzaron a difundirse al público en general. Uno de los primeros decía: «todos los habitantes de la aldea corrieron a la calle en pánico. Las ancianas lloraban, todos pensaban que se acercaba el fin del mundo. Los viejos hombres pensaban que estaban cerca de morir y vistieron camisas limpias para la ocasión. Uno incluso tomó la medida drástica de bañarse.”

A lo largo de estos más de 100 años de existencia del misterio de Tunguska, no han faltado hipótesis ni explicaciones de todo tipo, y estas son algunas de ellas.

–          Según el científico ruso Lenoid Kiluk, la explosión la causo un meteorito.

–          Fueron Kyrill Florensky y Vassili Fesenkov los que desterraron la idea del meteorito y culparon a un cometa del suceso.

–        El meteorólogo Dr. Golenetski formuló la hipótesis de que tal vez la explosión la provocó una gran bola de nieve de 300 metros de diámetro y 100000  toneladas de peso

–          Nevki y Balklavs desarrollaron una curiosa hipótesis por  la cual un rayo  cayó sobre Tunguska y causó dicha explosión. Pero no dan mayores explicaciones más  que la típica formación de un rayo de origen natural.

–          El profesor Rasteguin tras diversos estudios vía satélite y por infrarrojos afirmó que la causa de la ya famosa explosión no había sido otra que un terremoto que provocó la ruptura de los depósitos de petróleo del subsuelo de esta región siberiana, sin embargo ese terremoto no habría sido captado por otro muchos lugares de la propia Rusia o Europa oriental.

–          El profesor Sitin sin demasiados argumentos, dijo simplemente que un extraordinario tornado arrasó la zona.

–          Los extraterrestres nos habrían castigado lanzando un rayo láser contra la Tierra a modo de advertencia”. Los científicos se atreven a decir que esa señal provendría de la constelación del Cisne ,de la estrella PSI.

–          Ideada por los doctores Ghennadi Plekhanos y Nikolav Vassiliev postula que la saturación por polvo cósmico en nuestra atmósfera habría provocado una deflagración a 8 kilómetros de altura sobre Tunguska que habría provocado el desastre.

–          La explosión de un meteorito compuesto de antimateria.

–          Albert Jackson y Michael Ryan (Universidad de Texas) en 1973 creyeron haber encontrado la causa de la explosión de Tunguska, para ello dijeron que ese día de 1908 los ríos registraban el sentido de la corriente cambiado y que los árboles fueron arrancados por algo que los absorbió desde el cielo. Estos dos científicos afirmaron que si un agujero negro se acercara a nuestro planeta provocaría una explosión similar a la de Tunguska.

–          Una explosión atómica, aunque no se determina el origen.

–          La revista soviética “VOKRUG SVETS” en 1946 bajo un artículo llamado “La Explosión”    hablaba precisamente de Tunguska. En el mismo se deciía que una nave extraterrestres propulsada por energía nuclear pdria haber explotado sobre la estepa siberiana.

–          Y la última. Después de que todos sus proyectos oficiales fracasaran, o mejor dicho fueran suspendidos debido a la falta de recursos financieros, Nikola Tesla se volvió hacia su último proyecto, la torre Wanderclyffe.  Así que, cuando fue finalmente “derrotado”, Tesla dejó de hacer las cosas por el bien de la humanidad, y en secreto se dedicó a este particular y último proyecto. Se dice que decidió instalar esta torre en Long Island. El punto en el lado opuesto del mundo, pero en la misma latitud es Tunguska, Siberia. Los testigos oculares dijeron que había una especie de plasma que se había formado en el cielo, y la explicación final fue que Tesla pudo haber afectado capas superiores en el cielo de alguna forma resonante y provocado racimos de energía densa que eran cien mil veces más fuertes que las liberadas por la torre. Y ese poder, más poderoso que toneladas de TNT provocó esta devastación. Tesla afirmaba que esta torre podría enviar tanta energía, lo que hoy llamamos Rayo de la muerte, al lado diametral del mundo, por lo que encontró una zona desolada del mundo y decidió probarla. La explosión en Tunguska fue escuchada en un radio de 700 km y 2,000 km2 de árboles fueron derribados en esta zona de Siberia central. Varias expediciones posteriores no pudieron encontrar ningún agujero de cráter en el suelo, suponiendo que un meteorito hubiera sido el responsable de esto, parecía que los arboles habían sido derribados sin razón alguna.

tunguska 2

Supongo, de que nunca sabremos en Tunguska, de lo único que estamos seguros es que después de mas de cien años, aun hay zonas donde la vegetación continua estando muerta.  El  resto, hipótesis y teorías. ¿Con cual te quedas?

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...

Deja un comentario