Titan, la profecía del Titanic

descarga (2)

El novelista estadounidense Morgan Robertson escribió en 1898 Futility, or the Wreck of the Titan, en español Futilidad o El Naufragió del Titan. En este libro se narra la historia del Titan, un gran trasatlántico que se hunde en el océano Atlántico tras chocar con un Iceberg.

¿De que nos suena?

Es asombroso como la historia del Titan y la del Titanic, son prácticamente similares. No solo en el nombre, Robertson describe al Titan como el Insumergible, al igual que se le llamaba al Titanic antes de zarpar. Los dos barcos hacían su viaje Inaugural desde Southampton, tanto el Titan como el Titanic acaban teniendo un gran accidente contra un Iceberg, hundiéndose ambos en el mes de Abril.

Pero no solo les unía esas “coincidencias” Tanto el Titan como el Titanic eran los más lujosos jamas construidos, en la novela después del Accidente el Titan contaba con 1600 victimas, una cifra prácticamente similar a el numero de victimas del Titanic, 1517 victimas. El titan contaba con 24 botes salvavidas, menos de la mitad de los que se requerían para la cantidad de pasajeros que había en el buque. El Titanic en este caso contaba con 20 botes salvavidas, igualmente una cantidad insuficiente para el numero de pasajeros que se encontraban en el transatlántico.

images

Podríamos pensar que una novela sobre la historia del Titanic si no fuese porque El Naufragio del Titan, fue escrito 14 años antes del hundimiento del Titanic. ¿Tuvo Robertson una profecía, sobre lo que años después le pasaría al Titanic?

Pero no ha sido lo único que Morgan Robetson podría haber predecido, en 1914 escribió, Mas allá del espectro, prediciendo una futura guerra entre Estados Unidos y Japón. La historia prácticamente coincide con el enfrentamiento entre Estados unidos y Japón, y el ataque a Pearl Harbor. En Más allá del espectro se menciona el ataque con maquinas voladoras, sin declaración de guerra y bombas brillantes que caían del cielo. Suceso que ocurrió años después.

Muchos aseguran que son simple coincidencias, pero pueden dos sucesos de tan alto calibre haber sido relatados, años antes, prácticamente al mínimo detalle de como sucedieron y aun así seguir llamándolos casualidad. Personalmente no lo creo, pero os dejo que cada uno de vosotros reflexione sobre estos hechos y decida por si mismo.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: