Stargate, la franquicia que parte de un oopart.

Giza, Egipto. En 1928 una excavación arqueológica liderada por el profesor Langford descubre lo que parece una tumba, con unas losas llenas de jeroglíficos previos a las dinastías egipcias conocidas, bajo estos, encuentran un extraño objeto de aproximadamente 10 metros en forma de aro, de un metal desconocido, un oopart u objeto fuera de tiempo, un artefacto aunque de características egipcias, de una tecnología antigua y desconocida, un descubrimiento que replantearía la historia como la conocemos.

En 1994, el doctor Daniel Jackson un teórico de los antiguos astronautas, teoría que plantea que fuimos visitados por antiguos extraterrestres y gracias a su influencia fuimos encaminados a la cultura que somos. Extraterrestres que haciéndose pasar por dioses estructuraron las culturas humanas, sus ciervos, hasta que un día de repente desaparecen, dejando como prueba de su existencia referencias ambiguas que se mezclan con lo que consideramos mitología, que relatan “naves espaciales” y ciudades fabulosas que sobrepasan los rudimentarios alcances humanos considerados por la historia.

Daniel Jackson un arqueólogo considerado a menos por sus atrevidas conjeturas, como que las pirámides no fueron construidas por los egipcios y que sus jeroglíficos se basan en una escritura previa y más antigua, es contactado por Catherine Langford hija del descubridor del artefacto, para descifrar esos antiguos jeroglíficos, todo ello es la prueba que faltaba, parece que no estaba tan equivocado como todos pensaban.

El descubrimiento de un Oopart es el motor de la película Stargate: Puerta a las estrellas (1994) que se convertiría con el tiempo en una exitosa franquicia que compite con la popularidad de Star Trek, franquicia que consta de 3 series y dos películas para DVD, todas derivadas y continuando la apasionante historia de Stargate, un proyecto del director Roland Emmerich, conocido sobre todo por Independence Day (1996) y el guión de Dean Devlin junto con el propio Emmerich, la cual debió ser una trilogía pero no concluida, por la producción de Independece Day, que dejó el proyecto inconcluso.

La película nos trae algo no muy visto en el cine en su momento, la teoría de los antiguos astronautas llevada a la gran pantalla, en una obra de ciencia ficción que pese a su interesante premisa pasó sin pena ni gloria, de hecho, opacada por la serie derivada, Stargate SG1 con un impresionante record de 10 temporadas, para una serie de ciencia ficción, trasmitida originalmente en Estados Unidos desde 1997 hasta el 2007.

Stargate (1994) comienza en el desierto Noraficano en el 8.000 A.C, momento previo a todas las dinastías egipcias, con la venida de un ser extraterreno, el cual se autodenomina, Ra, esta entidad toma un cuerpo humano y oprime a los otros, haciéndose pasar por el dios supremo. Una rebelión de sus esclavos en el paso de los siglos, hace huir a Ra a través de una puerta estelar (Stargate), estos humanos antiguos sepultan el portal para que no sea de nuevo abierto.

Siglos después, un equipo de un proyecto ultra-secreto de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos, activan el antiguo portal, entre la fuerza élite de exploradores se encuentra el Dr. Daniel Jackson interpretado por James Spader. El equipo militar es dirigido por el coronel Jack O’Nell encarnado por el recurrente actor de cine fantástico, Kurt Russell. Ellos se introducen en el Stargate para encontrarse en un mundo con seres humanos de costumbres egipcias y esclavizados por una entidad extraterrestre, el dios Ra, quien dominaba el antiguo Egipto y de cuya influencia se basó toda su cultura como también la que descubren al otro lado de la puerta a las estrellas.

La serie derivada Stargate SG1, sigue con el coronel Jack O’Nell, encarnado por Richard Dean Anderson y el Dr. Daniel Jackson interpretado por Michael Shanks que continúan la exploración del portal hacia múltiples mundos con el equipo explorador SG1, mundos dominados por otros seres que se consideraban mitológicos, los más relevantes en la serie son el dios egipcio Apophis, en las siguientes temporadas Anubis y finalizando el dios sumerio Baal, entre el cameo de otros dioses de diversas culturas, finalmente en la última temporada, se enfrentan a los Ori, una raza con una directa referencia a la inquisición y al oscurantismo del cristianismo.

Si bien SG1 se basó en la mitología y la teoría de los antiguos astronautas como punto de partida, la serie creó su propia mitología de ciencia ficción de la que se basó la siguiente serie, Stargate Atlantis con 5 temporadas del 2004 al 2009, SG1 finaliza por todo lo alto con 2 excelentes películas lanzadas para DVD, Stargate: The Ark of Truth (2008) en la que finalmente derrotan a la poderosa raza Ori y Stargate: Continuum (2008) en la que se enfrentan a Baal que hace estragos en el “continuum” a través de los portales que funcionan como dispositivos para viajar en el tiempo.

La serie entra en decadencia con Stargate Universe con sólo 2 temporadas de 2009 a 2011, aunque basada en una exitosa franquicia, entra en tópicos muy utilizados en diversas series de ciencia ficción, una nave a la deriva en el espacio, encuentros con extraños seres extraterrestres, muy al estilo StarTrek Voyager, además deja atrás la inspiración que hizo tan popular a la película original, la mitología y la teoría de los antiguos astronautas, además de no retomar los personajes de la saga e introduciendo unos poco interesantes estancados en el más simplista cliché estadounidense.

Sin temor a equivocarme Stargate (1994) tendría mucha más popularidad si se hubiese lanzado hoy, pues ya ha calado en la cultura popular, la teoría de los antiguos astronautas y seres extraterrestres que esclavizan a los seres humanos antiguos, algo familiar cuando recordamos las locas conjeturas de David Icke y sus antiguos seres reptilianos Annunaki, y claro, las populares obras de Erich von Däniken, el mayor exponente de la teoría de los astronautas de la antigüedad, de donde sin duda, se inspiró Roland Emmerich, de hecho Emmerich y el estudio MGM, propietaria de los derechos de la saga, parecen interesados en darle un reboot a la cinta de 1994 y en aquel proyecto inconcluso de una trilogía, basada en la cinta original, más no en la franquicia Stargate, la película está proyectada para el 2016, retomando la historia que parte del descubrimiento de un oopart, que cambiará el origen y destino de los seres humanos.

Trailer de Stargate (1994)

Más cine fantástico en: lapatasola.com/Twitter/Facebook

You may also like...

1 Response

  1. Alejandro dice:

    Espero que se realicen estas peliculas.. es muy interesante todo esto.. acerca de otro camino del origen de los humanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: