SOCIEDADES SECRETAS. La Sociedad TUHLE

Muchas de las organizaciones secretas son sospechosas de tener segundas intenciones pero la sociedad Thule es una de las pocas en las que se han demostrado esas sospechas

thule

La sociedad Thule comenzó como un grupo de hombres interesados en el ocultismo. Sus símbolos eran la esvástica y la daga. Tenían claros prejuicios sociales y eran antisemitas. Esta sociedad esotérica fue fundada por el ex masón y místico oriental, el barón Rudolf von Sebottendorff. Se reunían todos los sábados para hablar de las runas (el alfabeto alemán antiguo), la evolución racial, la mitología nórdica y el nacionalismo alemán. Este grupo estaba inscrito como una sociedad “literario-cultural”. Sin embargo, a este grupo se le solía conocer como la Germanenorden o la Orden del Santo Grial. En esta sociedad había una increíble cantidad de rituales, con caballeros de brillante armadura, reyes sabios, místicos, bardos, ninfas…

La iniciación era secreta y estaba compuesta por rituales masónicos, aunque fuese una sociedad que en realidad combatía a la masonería. Hitler se inscribió en esta sociedad atraído por sus ideales; ellos creían que la raza aria era la única raza verdadera y que los judíos, además de otras comunidades, habían ido minando su fuerza y pureza a través de la creación del cristianismo, la masonería, el capitalismo o el comunismo.

Aseguraban que la raza aria procedía de un lugar llamado Thule, el Polo Norte, donde había una entrada a una gruta subterránea habitada por gigantes, y que eran los herederos genéticos de los antiguos atlantes.  Creían que, tan pronto como los alemanes “purificasen” el planeta de la contaminación de las razas “inferiores”, estos superhombres de Thule se darían a conocer, y el vínculo que se había perdido entre el hombre y Dios se forjaría de nuevo.

Se desconoce como fue que Hitler se posicionó en los escalafones influyentes de la sociedad, pero lo cierto que que Thule pronto se ramificó a través de un brazo politico, del que se convirtió en su principal dirigente y al que rebautizó como Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores, el resto de la historia, desgraciadamente la conocemos todos.

Después de que Hitler llegase al poder, la Sociedad Thule fue una de las muchas organizaciones disueltas. Cuando von Sebottendorff volvió a Alemania y publicó un libro sobre la Sociedad Thule, Bevor Hitler kam, fue arrestado y el libro prohibido.

Sin embargo hay quien cree que la sociedad Thule, siguió, o sigue activa de alguna manera, basándose en la muerte de Rudolf  Hess, el último miembro preso del régimen nazi, y que `por supuesto también pertenecía a Thule. Hay quien sostiene que Hess fue asesinado por ahorcamiento en la prisión de Spandau (Berlín) el 17 de Agosto de 1987 a manos de agentes del servicio secreto británico y por orden de la primer ministro Margaret Tatcher, quien a su vez cumplía órdenes de la masonería, a la que pertenece. Este crimen contó con el beneplácito, ocultación y colaboración del gobierno  masón de Alemania. Versión que contrasta mucho con la oficial.

“Oficialmente” Hess se suicidó colgándose con una cuerda al cuello.

thule

Hess padecía una terrible artrosis que le había dejado los brazos casi inmóviles y en los que no tenía además ninguna fuerza. Un anciano prácticamente impedido, tras casi cuarenta años en prisión, y cuando se estaba debatiendo su posible puesta en libertad, supuéstamente por razones humanitarias, una de las tantas ironías de la justicia, teniendo en cuenta que se trataba de alguien que cargaba en sus espaldas con la muerte de miles de inocentes, de alguna manera logro levantar sus brazos por completo para atar una cuerda al techo y suicidarse.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

 

 

You may also like...