Significado de las velas: la vela blanca

La vela blanca se utiliza para trabajar todos los aspectos lunares, ya que esta vela es la representante de la madre Luna en nuestra Tierra. Estos aspectos son: fortalecer la imaginación, la creatividad y la fertilidad; para protegerse en los viajes cortos y en las travesías marítimas; para proteger a los hijos durante su primera infancia, desde su nacimiento hasta los ocho años de edad; para incentivar el psiquismo y la intuición, para reforzar los lazos emotivos a nivel familiar y para favorecer las mudanzas y los cambios en casa. La vela blanca significa principalmente la limpieza, la pureza y la armonía en el hogar. El color blanco contiene en sí mismo a todos los demás colores y, es el encargado de transmitir a todos los seres vivos la influencia divina.Es un color puro e inmaculado, que representa a todos los pricipios y elementos de la feminidad. La vela blanca debe utilizase exclusivamente el lunes, si queremos que funcione en toda su magnitud, aunque en caso de urgencia puede sustituir a otras velas.
La mejor hora para trabajar con la vela blanca es la segunda a partir de la salida del sol, correspondiente a las 09:00 horas. También se puede utilizar a las horas meridionales, medianoche y mediodía. El planeta correspondiente a la vela blanca es la Luna y representa la fuerza receptiva, transmisora y a todo aquello que es engendrado. La Luna representa todo lo transitorio. Clásicamente, es el segundo planeta después del Sol y, por ello mismo, la esposa madre del astro Rey. La Luna es el planeta ( satélite) más cercano a la Tierra, y es el que más influencia tiene sobre el mundo físico, terrenal y material. Cáncer es el signo astrológico que refuerza la vela blanca, y representa la maternidad, el hogar, la familia, la generación, los partos, la suerte incierta y el verano.
El arcángel de la Luna es el arcángel Gabriel, que intercede en defensa de sus protegidos. El perfume asociado a esta vela es el de los nenúfares. Las plantas relacionadas con esta vela son el acanto, la lechuga y la col. El avellano representa al elemento tierra y está ligado a la vela blanca al igual que la plata, metal representante más denso y magnético de la madre Luna. Su magnetismo atrae, recibe y transmite los beneficios de la llama divina.
La glándula pineal, o séptimo chacra fundamental, se sitúa justo en el centro de la cabeza, asentándose sobre la silla turca del esfenoides. Está ampliamente relacionado con la vela blanca y representa al centro psíquico-físico de nuestro organismo.

Silvia Rossi

20140602-152324-55404872.jpg

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: