SATURNALES ¿El origen de la Navidad?

Según la mitología romana, Saturno, el clon del dios griego Cronos, llegó al imperio tras haber sido expulsado del cielo por Jupiter, durante su época de regencia sobre el tiempo y la agricultura, los romanos vivieron una edad dorada, sin guerras, sin malas cosechas, y donde todos los hombres eran libres. En honor a estos tiempos felices, anualmente entre los días, que convirtiéndolos a nuestro calendario, vendría a ser entre el 17 y el 23 de diciembre, a lo largo y ancho del imperio romano se celebraban las fiestas  más importantes de su calendario, Las Saturnales.

saturnalia

Durante el transcurso de las fiestas, se suspendían las actividades comerciales, se cerraban las escuelas y el Senado miraba a otro lado en temas relacionados con los juegos de azar y las apuestas, totalmente prohibidas durante el resto del año. Costumbre habitual era regalar saquitos de frutos secos, velas decorativas con las que la población iluminaba sus casas durante esos días, así como muñecos de arcilla. Las calles se decoraban, pobres, ricos y esclavos compartían la misma mesa, y las gentes se entregaban al desenfreno comiendo y bebiendo en exceso, las fiestas también tenían su día de la ironía, en el que solían gastar todo tipo de bromas entre los ciudadanos.

Como ya comentamos antes, las Saturnales terminaban el 23 de diciembre, pero en el año 274 el emperador Aureliano, alargó unos días más las celebraciones, inspirándose posiblemente en tradiciones antiguos y de otros cultos, de las cuales se supone tenía conocimiento, introdujo el culto al Sol, el 25 de diciembre se convertía en el “Natalicio del Sol Invicto”, las celebraciones no solo se alargaban, sino que además el imperio tenía un Dios que  destacaba por encima de todos los demás, un Dios supremo, el Dios Sol.

Puestos en antecedentes, creo que no hace falta mucho más para entender algo más sobre el origen de la Navidad, y del porqué las corrientes puritanistas del siglo XVIII condenaban a todo  cristiano que quisiera celebrar la Navidad, dado el origen pagano de estas. Pero cuentan, que fue gracias a Charles Dickens y su Cuento de Navidad, que la Navidad se introdujo nuevamente en la cultura anglosajona, y con el que se inició aquello a lo que llamamos espíritu navideño.

Nada es nuevo, en realidad al igual que harían los romanos con los griegos, y aseguro podríamos seguir remontándonos en el pasado, nosotros no inventamos, simplemente nos limitamos a cambiar los nombres.

Felices Saturnales, o , Feliz Navidad.

muñeco

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...