SARAH HELLEN “LA MUJER VAMPIRO”

Cuentan que tras el devastador terremoto que asolo Perú, algo insólito ocurrió en el cementerio de la ciudad de Pisco, solo una lápida quedo en pie, aquella en la que estaba enterrada Sarah Hellen, “La mujer vampiro”.

sarah ellem

La historia de Sarah Hellen está llena de romanticismo ya que, según cuenta la leyenda, tras cumplir 100 años de su muerte, volvería de entre los muertos. Durante años muchos grupos culturales peruanos acudían cada año a la tumba de Sarah, para asegurarse de que esta seguía allí, y no son pocos los que todavía ,lo siguen haciendo. Algunos afirman que en cada aniversario se escucha como la lápida “cruje”.

Sarah Hellen nació en Inglaterra en el seno de una familia pudiente. Conocida por su obsesión por las prácticas de brujería y magia negra, se la relacionaba con la adoración a Satanás, y de ella se dice que sentía devoción por la figura del Conde Drácula. En 1893 fue asesinada violentamente por sus vecinos, y en su terrible agonía, juró regresar del más allá en el centenario de su muerte para castigar el crimen que contra ella perpetraron.

Tanto el pueblo inglés, como su propia familia, no querían conservar cerca los restos del cuerpo de Sarah, por miedo a las amenazas que ella pronunció antes de exhalar el último hilo de vida. Decidieron enviar su cuerpo inerte en barco a las costas del Perú, y depositaron su féretro en el cementerio de la localidad de Pisco, donde permanece en la actualidad. La leyenda sobre la resurrección de Sarah se extendió rápidamente,  y todos creían con certeza que en el centenario de su muerte, saldría de entre los muertos para vengar su asesinato.

En 1993, la mayoría de los ciudadanos de Pisco vigilaron su tumba e incluso pusieron puestos de vigilancia en el interior de la necrópolis. Absolutamente todo el pueblo se concentró en la plaza, armados de crucifijos y agua bendita, para luchar contra la “Vampira” si esta llegaba a salir de su tumba y así poder defenderse de su ira. Aparte de los ciudadanos, vinieron de otras provincias una gran aglomeración de chamanes y brujas que realizaron rituales para evitar que la mujer vampiro pudiese volver al mundo de los vivos,  y que en  el caso de hacerlo, no tuviera poder suficiente para maldecirlos con su mal.

Cuando posteriormente se examinó la tumba y observaron que estaba intacta, y que tal resurrección no se realizó, se lo achacaron a que los ritos chamánicos habían surtido su efecto y que realmente sirvieron como escudo protector.

También los beatos le han dado su sitio en el púlpito “Santa Sarah Hellen”, aunque no reconocida por la iglesia, se le reconocen entre sus devotos un sin fin de curaciones y milagros, la fe hacía esta “Santa” crece cada día…

¿Vampira, bruja o Santa? Quien sabe, lo único cierto es que me gustaría saber la cara que pondría Sarah si resucitara, al comprobar lo famosa que ha llegado a ser, en un lugar tan alejado de aquellos de los que deseaba vengarse.

sarah

La imagen de Sarah Hellen se hizo tan famosa que un músico peruano, Julio Andrade, le compuso una canción a la Sarah en su disco “Algo más de mí…” con el título “Sarah Ellen”. En el vídeo musical se veía una mujer saliendo del cementerio toda vestida de negro, muy sensual, sexy y hermosa, todo lo contrario a la imagen que tendría que tener una mujer cuyo cuerpo ha estado 100 años bajo tierra.

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: