Rituales mágicos. Los amarres

En el mundo esotérico cuando hablamos de amarres nos estamos refiriendo a algo que permite ayudar a conseguir el propósito que perseguimos, en este caso el amor.  En este caso los amarres que realmente funcionan son los que se han hecho con magia blanca.

La clave reside en que no podemos forzar a nadie a que nos ame en contra de su voluntad: si lo hacemos, es muy probable que este amarre se termine de volver en nuestra contra. Estos son conocidos como amarres de magia negra.

Se podria decir que funcionan con potentes energías que obtienen de los Chakras que hay en el interior de nuestro cuerpo (frente, garganta, abdomen inferior, abdomen superior y genitales).

Con ello se consigue que la persona a la que se hace dicho ritual este deseando volver con quien lo realiza.  Se trataría de ayudar a la pareja deseada a encontrar el camino hacía quien lo realiza. En ningun caso obligar.  Son los amarres de magia blanca.

Hay un amarre que tiene especialmente una efectividad muy elevada. Estamos hablando del amarre de calzón.

Agua de Calzón.

Normalmente utilizado por las mujeres se trataría de un amarre de amor en el que se trata enamorar o potenciar el amor que una persona siente por el que realiza dicho ritual. Se suele usar cuando hay problemas de pareja, separación inminente, rutina, etc.

Este caso de amarre suele utilizarse para personas con las que se tiene cierto tipo de relación. Se suele usar para avivar la relación con el otro, sin que exista un problema evidente aflorando.

Se suele usar una prenda íntima sin lavar de la persona objeto del ritual lo que da más fuerza a aquello que se pretende conseguir.  Unicamente se trata de poner a calentar agua con el calzón dentro y  un calzón tuyo, usado por supuesto, una cucharadita de sal, tres de azúcar y una pizca de pimienta.

El ser amado ha de beber dicho te para dotar el ritual de su efectividad.

Esta es una variante del amarre de calzón. Existen otros rituales de agua de calzón más complejos.

Generalmente tiene efectos en unos 15 días. Puede ser más rápido según lo cercana que sea la persona.  

También te podría gustar...