Renaissance por Tom Roca.

Renaissance por Tom Roca.

tom roca 1

Y abrí los ojos. Estaba en un lugar oscuro flotando en un liquido viscoso, solo recordaba muy borrosamente el momento en que me atropelló el autobús. ¿ Donde estaba?…

Vi a lo lejos un agujero por donde entraba la luz. De repente, todo empezó a moverse y me vi arrastrado hacia el agujero, un tormento, no pasaba por allí, unas manos agarraron mi cabeza y ¡Sorpresa!. Aparecí en un lugar que me recordaba a un quirófano.

¡Puñeta!¡ Acababa de nacer!¡ ¡Caguento!. Toda una vida de misa diaria esperando el Paraíso Católico, siendo una persona de extrema derecha como ha de ser y de repente descubro que los puñeteros amarillos tenían razón, me había reencarnado en plan budista.

No podía respirar, me ahogaba a pesar de que un cabrón me daba de azotes en el culo. Me llevaron junto a mi nueva madre. ¡Coño, era negra, miré mis deditos y joder, yo también!.

Empecé a llorar desesperado con gran alegría de todos los presentes.

Mi nueva mama me llevo a mi nueva casa en la 125 de Harlem. Yo no paraba de llorar, por mucho que me daba la teta ella no sabia el autentico origen de mis lloros.

Al cabo de unos días me calmé, por poco tiempo, al ver un calendario en la pared con la fecha de 1965, mi idea de que la reencarnación iba hacia el futuro, se fue al carajo el espacio-tiempo en la creencia budista era pura coña.

Mi nuevo papa era un negrata de metro noventa y 150 kilos, no era mal tipo, pero como precursor del hip hop era un coñazo, por la noche, seguí llorando hasta los 12 años.

Al fin adopté un viejo refrán patrio, donde fueres haz lo que vieres.

O sea que me convertí en un negrata de pro, jugaba al baloncesto, me metía en líos en el instituto, andaba con un radiocasete a mi hombro, hablaba negro, que no tiene nada que ver con el inglés.

Pero llegaron los disturbios raciales del 66 y papa se hizo de los Panteras Negras, joder, papa un marxista y revolucionario que comparado con mi anterior existencia era como el acabose, busqué una iglesia en el barrio y le confesé al cura todo mi pasado, me sacó a capones acusándome de mentiroso y recomendó a mama ingresarme en un psiquiátrico.

Empezaron los disturbios, papa me llevaba a todas las manifestaciones, en una de ellas la policía cargó a lo bestia, yo me encontré en medio del follón y empecé a gritar ¡Soy blanco y de derechas1. A la policía les hizo gracia y me dieron de hostias hasta el alma.

Cualquiera les explicaba a aquellos bestias o al fiscal mi historia de reencarnación.

Por fin acepté mi situación. Monté una discográfica de Hip Hop y Rap, ya que confusamente recordaba que en el siglo XXI esto funcionaba.

Me casé con una blanca a ver si poco a poco la supremacía blanca volvía al lugar que le correspondía en la historia. A pesar de lo vivido interiormente, seguía siendo un facha ,que cojones.

Acabé viviendo en New Orleans y morí otra vez, que mierda de entierro, panda de negros tocando el funeral jazz de New Orleans.

Y se repitió la historia. Volví a nacer en la provincia china de Sichuan.

Supongo que es lo que se llama un mal Karma para un facha español. Hay que joderse.

.

tom roca 2

 Tom Roca

@RocaTom

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*